≡ Menu

Ser como ellos de Eduardo Galeano: resumen, y todo lo que desconoce

Sigue con nuestro articulo para que conozcas mas sobre el libro de Ser como ellos de Eduardo Galeano, un libro controvertido que trata sobre lo que sucede en nuestro mundo y lo que esperamos de él.ser como ellos de eduardo galeano

Hace algunos años, el fallecido Presidente de Venezuela Hugo Chávez,  se acercó al presidente Barack Obama y le regaló el ahora famoso libro de Eduardo Galeano “Las venas abiertas de América Latina” (Vetas abiertas de América Latina: Cinco siglos del pillaje de un continente).

A pesar de la breve popularidad obtenida por ese acto, Eduardo Galeano sigue siendo prácticamente desconocido en todo el mundo, cuando el nombre debería ser un grito de batalla, al menos para aquellos de nosotros que soñamos con un futuro mejor, en un mundo que estamos a punto de terminar.

Tambien Le Recomendamos Ver

Soñar y tener pesadillas tienen las mismas cosas, pero esta pesadilla en particular se afirma como el único sueño que se nos permite tener: un modelo para desarrollar que detesta la vida y ama las cosas. Puedes conocer también el libro Patas Arriba de este mismo autor.

Resumen de Ser como ellos de Eduardo Galeano

Ser como ellos de Eduardo galeano, tal es la promesa de los políticos, el objetivo de los tecnócratas, la fantasía de los indefensos: el Tercer Mundo se convertirá en parte del Primer Mundo, se volverá rico, cultivado y feliz, siempre que aprenda a comportarse y haga lo que hace. Se le dice que prescinda sin molestarse ni plantear objeciones.

Un camino prospero tendrá como recompensa el buen comportamiento de los desamparados en el capítulo final de la Historia. Podemos ser como ellos, es lo que dice una gran pancarta de luces que esta en un camino que lleva a las naciones del subdesarrollo al Primer mundo, modernizar lo que tiene atraso.

Pero lo que no es posible simplemente no es posible, y además, como solía decir el torero Pedro el Gallo, es imposible. Si los países pobres llegaran al nivel de producción y desperdicio de los países ricos, el planeta moriría. Nuestro pobre planeta ya está en estado de coma, severamente envenenado por la civilización industrial y casi exprimido por la sociedad de consumo.

Durante los últimos veinte años, a medida que el número de personas en el planeta se triplicó, la erosión mató al equivalente de toda la tierra agrícola de los Estados Unidos. El mundo, convertido en un mero mercado y mercancía, está perdiendo 37 millones de acres de bosques por año, de los cuales 15 millones se convierten en desiertos.

En Ser como ellos de Eduardo Galeano se explica como la naturaleza es humillada y ordenada para servir a los intereses de la acumulación de capital. El suelo, el agua y el aire están siendo envenenados para que el dinero pueda producir más dinero sin disminuir su tasa de rendimiento. La eficiencia consiste en obtener los mayores beneficios en el menor tiempo posible.

Tambien Le Recomendamos Ver

En el norte, la lluvia ácida producida por las emisiones de gases industriales está matando a los bosques y los lagos, mientras que los desechos tóxicos están envenenando los ríos y los océanos. Lee también el libro La Canción de nosotros de Eduardo Galeano.

Escucha este audio de Eduardo Galeano con sus reflexiones:

En el sur, los agronegocios continúan, desperdiciando tanto árboles como personas. Norte y Sur, Este y Oeste, la humanidad sigue cortando, con delirante entusiasmo, la misma rama en la que se asienta.

Del bosque al desierto: modernización, devastación. La implacable hoguera de la región amazónica consume, a fuerza de avaricia, la mitad de la superficie de Bélgica cada año, y en toda América Latina la tierra se desolla y se seca.

Tambien Le Recomendamos Ver

En América Latina, 54 acres de bosque mueren cada minuto, la mayoría de ellos sacrificados por grandes productores de madera y carne para el consumo extranjero. Las vacas de Costa Rica se convierten en las hamburguesas de McDonald’s en los Estados Unidos.

Los árboles solían cubrir el 75% de la tierra de Costa Rica, solo hace 50 años, pero pocos de ellos permanecen en pie hoy en día, y al ritmo actual de la deforestación, este pequeño país se calvo muy pronto.

Costa Rica exporta carne a los Estados Unidos, y desde los Estados Unidos importa pesticidas que Estados Unidos ha prohibido en su propio suelo. Otro libro interesante de este escritor es Memoria del Fuego.

Algunos países están desperdiciando los recursos que pertenecen a todo el mundo. Crimen y delirio de la sociedad de los desechos: el 6 por ciento más rico de la humanidad absorbe un tercio de toda la energía y un tercio de todos los recursos naturales utilizados en todo el mundo.

Según los promedios estadísticos, un solo estadounidense consume hasta cincuenta haitianos. Huelga decir que este tipo de promedio no es útil para describir a un residente de Harlem o Baby Doc Duvalier. Aún así, uno se pregunta qué pasaría si, de repente, esos cincuenta haitianos comenzaran a consumir hasta cincuenta estadounidenses.

Tópicos de Ser como ellos de Eduardo Galeano

¿Qué pasaría si toda la enorme población del Sur pudiera comenzar a devorar al mundo con la voracidad impune del Norte? ¿Qué pasaría si los artículos de lujo, automóviles, refrigeradores, televisores, plantas de energía nuclear y eléctrica, todos comenzaron a proliferar a una velocidad de locura?

¿Qué pasaría con el clima, que ya está cerca del colapso debido al calentamiento global? ¿Qué pasaría con el suelo, la ya escasa cantidad de tierra preservada por la erosión?

¿Qué pasaría con el agua, que una cuarta parte de la humanidad ya está bebiendo contaminada con nitratos, pesticidas y residuos industriales que contienen mercurio y plomo? ¿Qué pasaría? No sucedería. Tendríamos que mudarnos a un planeta diferente. El que tenemos, gastado como está, simplemente no podía manejarlo.

El mundo esta al borde  de un abismo y su equilibrio dependerá de si se sigue manteniendo en nivel de injusticia. La pobreza de muchas personas es necesaria para que otros mantengan sus niveles de opulencia, debe haber personas que consuman poco para que haya otras que consuman en exceso.

La forma de vida estadounidense, basada en el privilegio de dilapidar, solo puede ser practicada por las minorías dominantes en los países dominados. Su implementación en todo el mundo significaría el suicidio colectivo de la humanidad.

¿Qué pasaría si toda la vasta población del Sur pudiese devorar al mundo con la voracidad impune del Norte? ¿Qué pasaría si América Latina permaneciera en barbecho en ese loco consumo de artículos de lujo y automóviles, refrigeradores, televisores, centrales nucleares y plantas de energía?

¿Qué pasaría con el ambiente que por efecto del calentamiento global sigue dañando nuestra atmósfera? ¿Qué pasaría con la tierra, por los efectos erosionantes que nos esta afectando? Y con agua, ¿las personas sabrán que una cuarta parte de los seres humanos esta consumiendo agua contaminada, por culpa de los pesticidas que botan las grandes industrias, aparte del plomo, el petroleo y los desechos que botan los humanos?

¿Qué pasaría? No sucederá, simplemente porque tendremos que mudarnos a otro planeta. Esto lo hemos destruido y gastado, en bancarrota. Entonces ciertamente no es posible. Pero, ¿sería deseable?

Mira en este vídeo lo que dice Ser como ellos de Eduardo Galeano sobre la vida y sobre este mundo que nos toco vivir:

Dejar Comentario