≡ Menu




Cinco horas con Mario: resumen, personajes, argumento y más

Sigue muy de cerca Cinco horas con Mario, otra importante obra literaria escrita bajo la pluma del autor español Miguel Delibes. El texto se ubica dentro de las 100 mejores obras literarias escritas en español, según la revista “El Mundo”. Cabe mencionar que La sombra del cipres es alargada también fue escrita por él.

cinco horas con mario

Resumen de Cinco horas con Mario

La historia de Cinco horas con Mario está centrada en Carmen, una viuda que recién perdió a su marido, de nombre Mario. El inmenso amor que sostuvo la mujer por su difunto marido, la llevó a permanecer horas enteras contemplando el cadáver del occiso. Carmen esperó pacientemente hasta que todos los invitados al funeral se marcharan, para así estar a solas con el féretro de Mario.

Tambien Le Recomendamos Ver

Cinco horas con Mario está compuesta por capítulos que son denominados como monólogos, cuya participación de Carmen es fundamental en cada momento que platica con Mario en la sala velatoria. La viuda pertenece a una clase social que le permite vivir decentemente, entre la clase media-alta. La mujer resalta a lo largo de la novela que su fallecido esposo fue un periodista reconocido por su sapiencia y gran inteligencia a la hora de tratar cualquier asunto.

cinco horas con mario

Pese a que Carmen amó en vida a Mario, manifiesta en el relato que en muchas oportunidades estuvieron en desacuerdo con muchos puntos de vista, debido a que ella constantemente expresó su insatisfacción en el matrimonio. También puedes descubrir dichas insatisfacciones de los protagonistas de La guerra y la paz, que pudieron superar para lograr ser felices.

A lo largo de Cinco horas con Mario se puede observar un gran números de alusiones bíblicas, gracias a que el esposo de Carmen fue un amante conocedor de los paisajes bíblicos. Cada vez que Carmen se dirigió a la urna que depositaba los restos de su marido, siempre hizo una serie de reproches por su falta de carácter y carencia de superación personal en la vida. Es común para la gente pudiente el sentirse insatisfechos como el caso de la protagonista.

cinco horas con mario

Una de las quejas más reiteradas que verbalizó Carmen fue el poco reconocimiento que ella tuvo como esposa de Mario. En ningún momento, el esposo supo valorar todo lo que su mujer decía o hacía para agradarle. El matrimonio entre ellos significó una degradación para el estatus social en el que Carmen estaba acostumbrada. El amor en este matrimonio no fue recíproco, porque Mario no quiso a Carmen con la misma intensidad que ella a él.

Tambien Le Recomendamos Ver

Carmen vendría siendo la representación de la España en el contexto social en la década de los 60, como muestra a la simultaneidad respecto a la publicación de Cinco horas con Mario en 1966.

La sala velatoria es el primer escenario reflejado en Cinco horas con Mario de Miguel Delibes. El ambiente no puede ser más desolador, ya que todos los conocidos de Carmen y Mario se apersonaron en el lugar para brindar confortables palabras de aliento y resignación. De la misma manera, puedes recorrer el sendero de la muerte que ejerce la protagonista de Verónika decide morir, de Paulo Coelho.

Otro aspecto a destacar en la personalidad de Carmen, es su atención y fiel cuidado en todos los asuntos del hogar y la familia. Es contraparte de Mario, quien no hace mayor caso a los problemas a su alrededor, porque en Carmen tuvo siempre ese apoyo fundamental para resolver todo tipo de situaciones engorrosas. Para pertenecer a una clase casi aristócrata, Carmen no estudió lo suficiente para ser una profesional, pero su sabiduría siempre fue más allá del conocimiento empírico.

Mario siempre se excedía en sus lecturas bíblicas, hecho que Carmen siempre reclamó por tomar como base muchas citas para hacerlas suyas; por ende, en uno de los monólogos de la obra, la viuda reclamó este accionar de Mario, por haber sido de su vida una desdicha. Esta actitud de Carmen deja saber que es una persona alejada de los temas políticos y religiosos, en virtud del poco conocimiento obtenido en su porvenir académico.

cinco horas con mario

El reclamo más airado de la esposa para su difunto marido fue no haberle comprado un carro último modelo. El sentido materialista es otro rasgo que define a Carmen en Cinco horas con Mario. Tener el vehículo más reciente y potente en la España de los 60 significaba un realce en escala social. Carmen soñó con seguir siendo la mujer de sociedad en su etapa de soltera, pero al momento de contraer nupcias con Mario, todos sus proyectos no se concretaron.

Mario complacía a su esposa lo más que pudo a su alcance, para evitar su mal genio y discusiones estériles que no llegarían a nada. Él por su lado fue un hombre bonachón y sencillo. El único medio que utilizó para trasladarse de un lugar a otro fue su fiel bicicleta, la que Carmen siempre detestó por hacer de Mario un hombre miserable, sin serlo.

Ella siempre sospechó que Mario le fue infiel, por lo que un nuevo reproche se hace presente en Cinco horas con Mario en uno de sus monólogos. Sin embargo, Carmen reconoce más adelante en la obra que ella fue la adúltera, al besarse con otro hombre en un carro último modelo, al ser la única alternativa para ella de sentirse comprendida por alguien de su misma clase social.

Al final de la novela, en cada monólogo Carmen transmite un perdón por haber sido materialista e incomprensiva en muchos momentos en que Mario la necesitaba. Reconoce que al no concordar con distintos puntos de vista, fue un esposo ejemplar que siempre quiso darle lo mejor. En el fondo se declara culpable por la indiferencia con que se manejó en su relación.

cinco horas con mario

En medida que Carmen se va pronunciando, trata de enlodar su propia imagen como mujer semi-burguesa para enaltecer las cualidades de Mario, que a simple vista fueron superiores a las de ella. El único defecto en que mayor hizo hincapié el personaje femenino, fue en el poco valor que otorgó a ella a posteriori de la boda. No obstante, la literatura muestra historias de amor con otros matices, como la de Eleanor y Park.

Resumen por capítulos de Cinco horas con Mario

A continuación se presentarán los 10 monólogos más importantes de Cinco horas con Mario, cuya relevancia de Carmen va en ascenso debido a los reclamos que tiene por hacer frente a la urna de su difunto esposo. Ahora bien, si el género más placentero para cualquier lector es la tragedia, es pertinente conocer la historia de Otelo.

Monólogo 1

En el primer monólogo o capítulo de Cinco horas con Mario, la esposa hace el primer reproche puntual, porque sospecha que Mario mantiene una relación clandestina con su cuñada. Aprovecha los primeros minutos de estar a solas con el cuerpo para confesar que en reiteradas ocasiones lo perseguía para indagar si le era infiel con ella o cualquier otra mujer que robara la poca atención ofrecida.

La retahíla de reclamos continúa cuando la esposa manifiesta su inconformidad por los tiempos vividos durante el matrimonio, al prestar mayor atención a sus lecturas bíblicas que a ella y sus necesidades. De la misma manera, habla sobre su etapa más dura del embarazo, que a su vez coincidió en el intervalo en que más olvidada permaneció. Si la historia de frustración de Carmen te llega al alma, mucho más lo hará al conocer la vida de Zeze en Mi planta de naranja lima.

cinco horas con mario

La mujer hace referencia de su intimidad con Mario, al haber ocasiones en que alguna de las dos partes no quería tener relaciones sexuales y el otro si. Para finalizar el monólogo primero, la fémina sostiene su resentimiento cuando Mario muy pocas veces atendía a sus hijos durante el día.

Monólogo 2

El segundo monólogo de Cinco horas con Mario el mayor reproche de Carmen para con Mario es su egoísmo, al no comprarle el carro último modelo que estaba de moda en España para la época. Las pocas veces en que ella leyó uno de los artículos de su esposo, no comprendió su intención de los textos, al manejar expresiones que estaban fuera de su argot y de su educación primaria.

Carmen hace alusión a los consejos de su padre, de abandonar a Mario por ser un conformista e indolente ante las tendencias actuales en cuanto a la moda y sociedad española. En ese instante, ella extraña todas las comodidades que le ofrecía su padre y dejó atrás por seguir a su esposo en su faceta de mujer abnegada que va tras el marido siempre.

cinco horas con mario

A ella le molestaba que Mario saliera a pasear en su bicileta, en vez de comprar el carro último modelo que tanto anhelaba. Se queja aún más cuando su esposo traslada a su hija hasta el colegio en la bicicleta, porque el instrumento no otorgaba distinción ni categoría según el estilo de vida que llevaban desde el matrimonio.

Monólogo 3

Carmen llegó a creer que todos los versos y textos en prosa que escribió Mario estaban dirigidos a todas sus amantes. También tuvo la impresión que en distintas reuniones entre Mario y sus amigos, el tema de conversación eran sus amantes, principalmente cuando al llegar a la sala, los hombres cambiaron de conversación de manera instantánea para disimular la presencia de la esposa.

cinco horas con mario

La actitud parrandera de Mario fue otro motivo que reclamar, debido a su conducta infantil cada vez que se embriagaba en las fiestas. Mario fue más complaciente con las peticiones de sus hijos que con su propia esposa, por ello lo tacha como intransigente y terco en algunas cuestiones. Carmen explica que en el camino rechazó otras propuestas de matrimonio, al estar enamorada de Mario, sin saber lo que vendría después.

Monólogo 4

El cuarto monólogo de Cinco horas con Mario está dedicado al reproche del poco cariño que manifestó Mario hacia Carmen. Ella alega que su esposo fue más comprensivo con otras mujeres que con ella. Carmen como esposa ejemplar, siempre esperó a su marido en la cama para descansar, pero él llegaba a altas horas de la noche.

Así mismo esperó Penélope a Ulises hasta su retorno en Ítaca. Como medida de entretenimiento y una solución para alejar a sus pretendientes, ejercía el acto de tejer (ver: La Odisea).

cinco horas con mario

Monólogo 5

El quinto episodio de reclamos en Cinco horas con Mario se basan en la molestia de Carmen, ya que Mario nunca sostenía conversaciones serias con ella, sino que estaba en otro mundo, aislado por completo de los problemas familiares. Se queja del retraso en cuanto a las costumbres de la sociedad española, mientras que otros países se reinventaban para surgir como país potencia.

La innovación tecnológica era para Carmen una religión, por ello reclama en su monólogo que Mario siempre tenía objetos de mucho tiempo atrás que jamás llegó a reemplazar por otros más actuales. Las ciudades distópicas generalmente ofrecen lo último en tecnología, a cambio de regirse a las normas de los gobernantes. Un ejemplo de ello es El Gran Hermano en 1984 de George Orwell.

Tambien Le Recomendamos Ver

cinco horas con mario

Monólogo 6

Mario ayudaba a los pobres cada vez que podía, pero Carmen veía con malos ojos este acto de bondad, porque además de regalar monedas, también había que enseñarles a rezar a los mendigos. Carmen desea en este monólogo que sus hijos no sigan el ejemplo de Mario, sino que sean como ella, una mujer apta para recibir muchos obsequios y ser atendida como debe ser.

Monólogo 7

Este apartado de Cinco horas con Mario es exclusivamente político, porque Carmen manifiesta su gusto por la guerra. Se hace mención del padre de Mario, quien siempre llevó corbata negra en su vestimenta, como muestra de respeto a la memoria de su esposa muerta. Carmen también se queja de sus hijos, al ser demasiado liberales y asistir a fiestas los fines de semana. En ese aspecto, los hijos de Carmen se asemejan a Mario.

Monólogo 8

En esta oportunidad, Carmen critica a todas aquellas personas que emigran de España para trabajar en el exterior. Nuevamente reprocha a Mario frente a su féretro por ser un borracho empedernido y que las pocas veces que lo deseó sexualmente, siempre estuvo en pésimas condiciones para responder. Recuerda las veces en que paseaba con sus hermanos en carros deportivos último modelo.

Monólogo 9

Carmen se refiere de manera despectiva de todas las mujeres provenientes de Italia. A pesar que las critica duramente, en el fondo las comprende, porque muchos hombres como Mario no saben valorar el interior de cada una de ellas.

cinco horas con mario

Monólogo 10

El décimo monólogo es una recopilación de todas las quejas anteriores, principalmente la carencia de un auto que jamás regaló. Habla sobre el tiempo en que Mario jamás le dedicó y la mala influencia que es (después de muerto) en la vida de sus dos hijos. Reitera sus sospechas de infidelidad, pero sin pruebas en mano que lo comprobaran.

Argumento de Cinco horas con Mario

Cinco horas con Mario narra una serie de vivencias de una mujer llamada Carmen, de 44 años de edad, quien recientemente quedó viuda de Mario. Toda la experiencia de Carmen es contada a través de sus monólogos, cuyos mensajes generalmente son de reproche, desprecio a su vida de casada y al legado que dejó en sus dos hijos, que siguieron el ejemplo del padre.

cinco horas con mario

La novela se sitúa en un ambiente fúnebre, en una sala velatoria donde reposan los restos de Mario, el esposo de Carmen. Algunos familiares se excedieron en cuanto al llanto demostrado, hecho que llevaron a muchas personas a sorprenderse por la efusividad con que se despidieron del difunto. En el velorio asistió la cuñada de Mario, lloró sobre su urna y se fue, pero a Carmen no le gustó en lo absoluto su presencia.

Carmen no tuvo prueba alguna sobre una posible infidelidad por parte de Mario; sin embargo, ella si le fue infiel y lo confiesa en uno de sus monólogos, al besarse con otro hombre en un carro del año, como una vía de escape ante la indiferencia de su esposo durante la vida de casada.

Una vez que todos los asistentes al velorio se retiraron, Carmen se acerca al cadáver de Mario para hacerle una serie de reproches durante su etapa de casada con él. En primer lugar, expresa su resentimiento por haber sido un hombre conformista sin ambición alguna en la vida. Otra de sus quejas fue no haber tenido el carro último modelo que necesitaba para mantener su estatus social.

cinco horas con mario

Carmen no disfrutó a plenitud hacerse cargo de su hogar y procuraba por todos sus medios que ninguno de sus hijos siguiera el ejemplo conformista de Mario, aunque no lo pudo evitar, debido a que heredaron el carácter de éste. Ella no contó con los suficientes estudios, sin embargo nació en cuna de oro y supuso mantener su estilo de vida en el matrimonio.

Ser desplazada en un segundo plano, no recibir el cariño ni las atenciones esperadas por Mario, hicieron de Carmen una mujer completamente infeliz. No sólo reprochó todas las frustraciones vividas frente al cuerpo inmóvil de su esposo, sino también reconoció todos los errores cometidos de su parte, como la infidelidad con el hombre del auto deportivo.

cinco horas con mario

El embarazo para la protagonista de Cinco horas con Mario más allá de ser una bendición en su vida, se convirtió en un martirio por el descuido de Mario. Carmen vivió sumida en la amargura cada mes de su gestación y más aún, sin tener un vehículo para trasladarse cada vez que lo necesitaba. La frustración de ella fue mayor cuando sus dos hijos se parecen más a su padre.

Carmen a pesar de la mala vida que llevó junto a Mario, en el fondo lo amó, aún teniendo la posibilidad de aceptar otras propuestas de matrimonio, se afianzó en Mario por ser su salvoconducto de vivir cómodamente como estaba acostumbrada. La muerte fue el tema fundamental que condujo a Ernesto Sabato a escribir El Túnel cuyo protagonista fue capaz de asesinar a sangre fría a su esposa.

cinco horas con mario

Personajes de Cinco horas con Mario

-Carmen: Es el personaje femenino principal de Cinco horas con Mario. En las descripciones establecidas en la narración, su atributo físico reconocido con bastante frecuencia son sus senos voluminosos. El hecho de quedar embarazada también perturbó a la mujer, porque su rasgo más reconocido por el sexo opuesto se vería afectado por la maternidad.

El lector puede reflexionar sobre las actitudes de Carmen y condenarla como la villana de la historia. Sin embargo, ella fue la única en estar al pendiente de cualquier detalle de su casa y su matrimonio. La indiferencia de Mario la condujeron a hacerle una multitud de reproches que en vida no logró, debido a que Mario no le prestaba la menor atención cuando tenía algo que decir.

cinco horas con mario

El calvario para Carmen comenzó desde su luna de miel, porque Mario fue incapaz de tocarla, hasta el punto de darle la espalda. Algo similar sucedió con la madre de Juan Preciado, el protagonista de Pedro Páramo al no consumar su noche de bodas. 5 horas transcurrieron para que Carmen descargara sobre el cuerpo de Mario todas las frustraciones que vivió mientras permaneció casada con él.

-Mario: Es el esposo fallecido de Carmen. Las descripciones ofrecidas en Cinco horas con Mario reflejan a un hombre poco agraciado físicamente, por lo que despertó suspicacias en otros pretendientes al interrogarse sobre cómo una mujer tan hermosa como Carmen, pudo casarse con alguien como Mario. El mayor oficio de este personaje fue escribir libros sobre los temas comunes de España, entre ellos, sobre su sociedad.

cinco horas con mario

También fue amante de La Biblia y de allí tomó algunos versículos para escribir sus propios libros. Carmen poco comprendió las lecturas de Mario, debido a su escaso nivel intelectual y cultural desarrollado. Este personaje fue más idealista que ambicioso, por ello, tuvo varios roces con Carmen en vida. A la hora de su muerte se convierte en un depósito de reclamos que pesaron en la vida de la mujer.

Mario jamás pretendió que la obra literaria de su autoría llegara muy lejos, sino ser leída por él mismo. Carmen reprochó este conformismo, porque a pesar de no entender sus escritos, sintió que pudo llegar más lejos en ese rubro. El hombre dejó a cargo a su esposa de todas las actividades del hogar, mientras que él se encargaba de llevar el sustento para su familia.

cinco horas con mario

De personalidad alegre y descomplicada, así se desenvolvió Mario en vida. Nunca adquirió el carro que tanta falta le hizo a Carmen, sino se transportaba a todos sus puntos de destino en una bicicleta lo suficientemente grande para llevar y traer a todos sus hijos desde la escuela. Tampoco le dio mayor relevancia a la religión, pero si procuraba cumplir con los preceptos establecidos por Dios a través del altruismo con su ayuda a distintos mendigos.

-Valentina: Es la mejor amiga de Carmen. Ella fue el paño de lágrimas y confidente de la protagonista en cada momento en que Mario la rechazaba por distintas razones. Cada vez que Carmen hace énfasis en Valentina, siempre se refiere como una persona bondadosa que no defraudaría a nadie.

cinco horas con mario

-Moyano: Bastante inteligente e instruido en el mundo literario. Siempre aconseja a Mario a escribir para plasmar todos sus ideales. Su mayor rasgo es su barba prominente, la cual a veces luce descuidada por parte del personaje. Forma parte del escuadrón parrandero con quien Mario asiste a las fiestas.

-Charo: Es una de las hermanas de Mario. Al igual que él, tampoco cuenta con gran belleza ni gran tamaño. Carmen siempre la denominó como una mujer gris, sin mundo y de pocas palabras interesantes.

-José: Otro hermano de Mario. A diferencia de los otros, José si adquirió más belleza y por ende, mayor fuerte con las mujeres. Sus ojos son de color amarillo, cuya presencia puede denotarse como felina. Carmen siempre resalta aspectos positivos acerca de este personaje, pues es el más ambicioso de toda la familia de su marido.

cinco horas con mario

Contexto histórico y literario de Cinco horas con Mario

La obra Cinco horas con Mario está contextualizada en la década de los 60 en España. En aquel entonces, dicho país estaba sumergido en una fuerte dictadura o conocida también como la “época franquista”. Las mujeres que pertenecieron en esta etapa de la historia, no tuvieron mucho protagonismo en cuanto a establecer juicios de valor o defender puntos de vista, sino dedicarse al hogar, a los hijos y a sus esposos. El hombre se encargaba de trabajar, para llevar el pan a la boca de sus otros integrantes.

cinco horas con mario

Generalmente, los hombres presentaron mayor conocimiento intelectual y literario, al ser quienes contaron con el mayor apoyo al momento de estudiar. Por otro lado, la mujer fue educada para servir a la familia y dedicarse a las actividades hogareñas. Carmen en muchos de sus reproches dejó fluir su egoísmo, pero en el fondo sólo pensaba en el bienestar de su familia y esposo.

Así fue la vida de Carmen, el vivo reflejo de una sociedad española que pocas veces se preocupaban de ellas mismas sin pensar en los demás. Por ello, Carmen al morir su esposo, es que logra disertar una serie de reclamos para liberar cargas.

Dejar Comentario