≡ Menu

La borra del café: resumen, frases, personajes y más

La borra del café es una de las inolvidables obras del exitoso escritor y novelista Mario Benedetti. Consiste en un relato biográfico que contiene diversas anécdotas del protagonista que transcurren en los barrios de Montevideo. Se publicó  en el año 1992 por primera vez en España, país en el que se encontraba el autor.

Resumen de La borra del café

En la obra el autor narra diversos aspectos de la vida de Claudio y la manera como sus historias se unen en entorno a su muerte. Narra cómo fue la niñez del protagonista en Montevideo así como las numerosas mudanzas que realizo su familia por diversas circunstancias. Cuenta la tragedia que significo la muerte de su madre y además relata la forma como conoció el amor. Es una obra que consiste en la vida de su protagonista y sus acontecimientos más significativos.

Tambien Le Recomendamos Ver

Es una gran obra de Mario Benedetti que inicia describiendo la familia de Claudio Alberto Dionisio Fermín, quien vivió su infancia en la casa de Capurro, en la cual nació su hermana Elenita. Su madre se llamaba Aurora y su padre Sergio. La mayor parte del tiempo la pasaba en su habitación,  le gustaba estar solo y que respetaran su privacidad. Por la ventana de su cuarto había un camino que llevaba al patio de su amigo y vecino Norberto. Ver también La tregua, una de las más importantes obras de Mario Benedetti.

La-borra-del-café-6

Su familia debía mudarse muy seguido de hogar, al igual que muchas familias uruguayas, por esa razón no se mantenían en un lugar estable durante mucho tiempo. Además ese tipo de vida no le permitiría asistir a una escuela de manera normal. Por esa razón adquiría sus conocimientos a través de profesores particulares; para ese momento era con la profesora Antonia Vico, a donde asistía tres veces a la semana.

La profesora Antonia Vico fue la primera persona que hizo despertar un deseo sexual en Claudio, tras su comparecencia a sus clases y al observar sus piernas, lo cual le generaba una atracción impresionante. Los amigos de Claudio no eran muchos, simplemente Norberto su vecino y Daniel y Fernando quienes eran sus primos. A través de la ventana de su cuarto que tenía acceso al pario de su vecino, Norberto entraba a su habitación, lo cual se convirtió en una especie de travesura secreta entre ellos. (ver artículo: Harry Potter y la piedra filosofal).

La-borra-del-café-17

Un día jugando con Norberto, Daniel y Fernando, los cuatro muchachos vieron la muerte muy de cerca por primera vez. Mientras jugaban reunidos en el parque de Capurro se encontraron un hombre muerto en el parque llamado Dandy. Dandy era un mendigo que vivía en la plaza. Este acontecimiento marco totalmente la vida del protagonista, en principio solo eran pesadillas pero más adelante todas ellas se fueron convirtiendo en el inicio de algo.

Tambien Le Recomendamos Ver

Un tiempo después del acontecimiento ocurrido en el parque Claudio se hizo amigo de un hombre ciego, que llevaba por nombre Mateo Recarte. Su hermana era María Eugenia, una mujer con impresionante belleza la cual era admirada por prácticamente toda la localidad de Capurro. Mario era un hombre muy culto, el cual le enseño a Claudio muchas cosas sobre una realidad que no conocía. Esas largas y gratificantes conversaciones dejaban a Claudio inmerso en una gran cantidad de conocimientos.

La-borra-del-café-4

En medio de una niñez que podía considerarse feliz, más adelante, al cumplir doce años Claudio se enfrentó a la muerte una vez más, en esta ocasión fue mucho más fuerte y doloroso, se trataba de su madre. En la novela la borra del café se enteraron de que la madre sufría de una grave enfermedad. Aurora tenía cáncer y le quedaba muy poco tiempo de vida. Su padre fue quien le dijo lo que estaba ocurriendo, una tragedia que arroparía a su pequeña familia.

La desaparición física de Aurora, su madre represento un gran golpe en la vida de Claudio, perder a su madre fue una de las circunstancias más horribles de su vida. Uno de esos días, mientras Claudio se encontraba en su habitación escucho que alguien caminaba por la Hoguera,  resulto ser una niña llamada Rita, quien entro por la ventana y le dio a Claudio su primer beso, cerrando de esa manera una de las primeras etapas de su vida.

La-borra-del-café-1

Luego de la muerte de su madre, llego un nuevo integrante a su familia, una mujer llamada Juliska. Esta muchacha fue contratada con la finalidad de colaborar con las tareas de la casa que antes hacia su madre, a cambio de una remuneración por prestar sus servicios. Era una mujer tranquila y del campo que en poco tiempo se fue ganando el cariño sincero de Elenita y de Claudio. (ver artículo: El pez en el Agua).

Como consecuencia de la muerte de Aurora, el padre de Claudio sentía una inmensa tristeza que no podía sanar. El recuerdo de su fallecida lo perseguía por cada rincón de la casa, por esa razón decidió mudarse de la ciudad en la que se encontraban y se fue a vivir a Punta Carretas. De esa manera Claudio se vio en la obligación de abandonar a sus amigos, cosa que le ocasiono una gran tristeza. En ese lugar comenzaron a vivir en una casa muy grande que se encontraba cerca de una cárcel.

Para la suerte de Claudio, cerca de su nueva casa vivían  sus abuelos paternos, lo cual le genero una gran felicidad. Durante ese tiempo conoció a Javier, quien se convirtió en el gran amigo de la infancia de Claudio. La casa era inmensa y tenía una gran cantidad de dormitorios, por lo que solamente alquilaron una habitación. La arrendataria era una mujer de Chile, llamada Natalia que se dedicaba a sus estudios universitarios de arquitectura. Esta muchacha tenía un novio que estudiaba en la misma facultad que ella.

Ya cuando Claudio cumplió sus quince años acudía al Liceo Miranda, el cual le dio la posibilidad de ejercitarse durante el trayecto de ida y de vuelta, ya que la casa quedaba muy lejos de su casa de estudios. Durante su recorrido de todos los días Claudio observaba detalladamente la sociedad, viendo cada uno de los comportamientos de acuerdo con cada edad.

La-borra-del-café-16

Además durante sus estudios académicos este muchacho desarrollaba sus actitudes en las diferentes áreas, tales como el arte. El deporte y las matemáticas. Posteriormente también conoció a Perico, un compañero con el cual se desempeñaba en la literatura, lo cual era de gran gusto para ambos, quienes siempre les gustaba compartir sus obras y principios filosóficos de diversos libros del género literario.

A medida en que Claudio va creciendo adquiere igualmente más responsabilidades,  y así mismo se nota en él un grado de rebeldía. Su primera relación sexual fue con Natalia, la chilena arrendadora; a partir de ese momento comenzó a sentirse más hombre. Su relación era únicamente canal, no implicaba ningún tipo de sentimientos.

La-borra-del-café-7

También comenzó a surgir en este muchacho el interés por el arte, a lo cual se empezó a dedicar durante su tiempo libre. Posteriormente inicio su primer trabajo, el cual tuvo lugar en una agencia de publicidad, donde desempeñaba sus labores. Una tarde al salir de allí a comprar un café si consiguió con Rita,  se dieron cuenta que ambos habían cambiado pero conservaban su belleza. Además tuvo lugar la muerte de su abuela Dolores.

Luego de estas circunstancias culmina la segunda etapa de la vida de Claudio, para ahora entrar a la adultez. Para ese momento el padre de Claudio adquiere un nuevo puesto en su trabajo, como administrador. Sergio tenía una nueva novia estudiante de veterinaria, la vida iba trascurriendo de esa forma en la borra del café, mientras que Claudio continuaba pintando. (ver artículo: Lo que el viento se llevo).

La-borra-del-café-13

Más adelante vuelve a encontrarse con la ausencia de Rita a través de una postal que le envió, y desde ese momento Claudio comienza a reflexionar sobre su vida amorosa. Además Claudio aún se mantiene en contacto con los amigo de su infancia, sobre todo con Norberto, con quien siempre tenía discusiones relacionadas con la sociedad.

Claudio se fue para un casino decidido a probar su suerte. Luego de ganar bastate se fue a tomar un café, el mesero le leyó la borra del café, le dijo que se encontraba un árbol y una mujer, él pensó inmediatamente en Rita. Su futuro estaba casi resuelto, decidió que compraría su propia casa y sus muebles luego de ir a Quito por cuestiones de su trabajo.

La-borra-del-café-12

Al hacer su viaje, el cual fue el primero en avión, decidió ir primero a visitar a sus abuelos en Buenos Aires. Durante el viaje piensa mucho en Rita, incluso imaginaba que se la encontraba en ese avión, ya que ella le comento que trabajaba en ese tipo de vuelos. A su alrededor no había nadie, a través de la ventana del avión Claudio pensaba en los episodios de su vida y además sueña con Mariana.

Durante el viaje le informan que el vuelo duraría tres horas más de las esperadas, por pequeños inconvenientes. En ese momento Claudio se asoma por la ventana y ve que el avión va en espiral, así como le había contado Rita alguna vez. Luego de un par de horas Claudio fue despertado cuando lo tocaron por su hombro, y le informaron que el avión estaría en Quito en cuarenta y cinco minutos.

Claudio le dijo al hombre que lo despertó que estaba buscando a Rita, pero este le contesto que ninguna de sus trabajadoras se llamaba de esa forma. Desde ese instante el protagonista estableció que a partir de allí no iba a volver a ver nada sobre Rita en la borra del café. De esa manera Rita se convierte en la muerte que no avisa, esas que ocurren y dejan un profundo vacío en el alma.

Frases de la borra del café

“A medida en que van pasando los años uno se da cuenta de que el tiempo se escapa”.

“No dejes que llorar te avergüence, eso es muy bueno ya que liberas muchas toxinas, es por ello que las mujeres vivimos más que los hombres, porque lloramos mucho más”.

“La muerte de encuentra implícita en nuestra vida, pero podríamos mandarla de vacaciones, trabaja tan bien que se las merece”.

“Algunas veces a Dios también le gusta que las personas pequen, pero deben hacerlo con alegría para que de esa forma Dios nos perdone igualmente con alegría”.

La-borra-del-café-9

“Un hogar no consiste simplemente en un bien inmueble, también es una forma de consolidación espiritual”.

“El equilibrio lo comienzas a encontrar cuando te das cuenta que el mundo como tal es enorme, pero tu mundo individual es muy pequeño”.

“Soy una persona católica pero me comunico de forma directa con Dios, sin necesidad de un sacerdote intermediario”.

“Cada uno de nosotros debe ser capaz de condenarse o absolverse de algo, si no somos nosotros quien más tendría esa capacidad”.

“Se debe ser honesto en cada aspecto de la vida, transmitiéndose de forma sincera lo que se ve, se gusta, se huele o se oye”.

La-borra-del-café-8

“Cada noche al irnos a dormir, sin darnos cuenta estamos enfrentando el juicio final”.

“Ninguna persona capaz de soñar es demasiado pequeña, así como no hay sueño que sea tan grande como para no cumplirse”.

“La muerte no es más que una forma de saber que en algún momento hubo vida”.

Tambien Le Recomendamos Ver

“Cada uno de nosotros debería tener la capacidad de ver lo que tiene de la misma forma cómo ve lo que le hace falta”.

“La mayoría de las veces nuestra infancia se convierte en un paraíso perdido simplemente por el hecho de querer crecer”.

“El cuerpo posee una memoria que nunca miente, recuerda únicamente las cosas que le dieron placer o satisfacción, olvidando y dejando atrás todo aquello que lo disminuye”.

“Hay que saber que el resultado del amor que se cosecha será mucho más efectivo si se siembra en el deseo”.

“Lo que nos han dicho sobre el juicio final no es cierto, el verdadero juicio final lo llevamos dentro de nosotros mismos”.

“Nunca sientas vergüenza de ninguna pregunta que has si es sincera, la mayoría de las veces las respuestas son las que si merecen la vergüenza”.

Personajes de la borra del café

Existe solamente un personaje principal en la borra del café:

Claudio: su nombre real es Claudio Alberto Dionisio Fermín Nepomuceno Umberto, es el personaje principal y protagonista, sobre el cual se narra la historia. Durante su niñez fue un chico pasivo y de su casa que no dio problemas a su familia, le gustaba tener su privacidad pero así mismo compartir con sus amigos. Muchas veces era sobreprotegido por su familia y fue víctima de numerosas mudanzas durante su vida por diversas circunstancias.

La-borra-del-café-14

Los personajes secundarios de la borra del café son varios y entre ellos se encuentran:

Aurora: es la madre de Claudio, aparece muy poco en la novela, murió de cáncer cuando el protagonista tenía tan solo doce años de edad.

Sergio Virgilio Mauricio Rómulo Vittorio Umberto: es uno de los primos y amigos de la infancia de Claudio.

Elenita: es la hermana menor de Claudio, nació cuando aún vivían en su casa de Capurro.

Antonia Vico: es la mujer que le daba clases privadas a Claudio y otros compañeros, una mujer atractiva que fue la primera en llamar la atención de Claudio debido a sus bellas piernas. (ver artículo: Rebelión en la granja).

La-borra-del-café-15

Dolores: era la abuela de Claudio por parte de su madre. El la veía muy poco, una mujer mayor que sufría de reumatismo y murió en el desarrollo de la historia.

Norberto: es el vecino de Claudio cuando vivía en Capurro. Eran grandes amigos e incluso luego de que el protagonista de fue de la ciudad y durante el trascurso de la novela se mantenían en contacto.

Fernando: era otro de los primos de Claudio con los que compartió durante su niñez. Siempre decía que su sueño de grande era convertirse en un gran mecánico.

Daniel: es primo de Claudio, el otro integrante de su grupo, quien era como el líder del cuarteto. Desde muy pequeño sabía que al ser mayor estudiaría para ser detective.

Rita: es una niña amiga de Claudio, en la borra del café, fue quien le dio su primer beso cuando eran niños. Entro por la ventana de su habitación para consolarlo después de enterarse de la enfermedad de su madre. Era una chica muy dulce y físicamente delgada. Durante el trascurso de la historia aparecía y desaparecía repentinamente pero siempre se mantuvo en los recuerdos de Claudio.

Perico: fue un gran amigo de Claudio, en la borra del café, al cual conoció en el liceo luego de mudarse. Era un amante de la filosofía y ambos compartían sus gustos y opiniones sobre la literatura y diversos libros que tenían en común.

Natalia: fue la mujer que le alquilo la habitación a la familia de Claudio cuando se fueron a Punta Carretas. Nació en Chile y se dedicaba a sus estudios universitarios de arquitectura. Fue la primera mujer con la que Claudio mantuvo relaciones sexuales, pero sin ningún tipo de compromiso ni sentimiento.

Sonia: es una mujer que trabajaba en una agencia de turismo y quien se casó con el padre de Claudio luego de seis años de la muerte de su madre, convirtiéndose de esa manara un su madrastra. (ver artículo: El arte de amar).

La-borra-del-café-5

Mateo Recarte: es un hombre ciego al que conoció Claudio. Para ese momento tenía veinte y tres años y mantuvieron una muy bonita amistad. Era un hombre muy inteligente, educado, estudioso y amable del que Claudio aprendió muchas cosas durante su infancia.

Juliska: era la muchacha encargada de hacer las labores del hogar en la casa de la familia de Claudio. Fue contratada por su padre para realizar los quehaceres domésticos después de la muerte de su esposa Aurora.

Análisis de la borra del café

La borra del café es una obra escrita por el uruguayo Maro Benedetti. Fue publicada en España en el año 1992. La cual relata la historia de la vida de su protagonista, Claudio desde sus cuatro años. Es una obra muy conocida que el autor nacido en Montevideo escribió cuando se encontraba viviendo en la ciudad de Madrid. Es una novela corta de apenas ciento veinte y cinco páginas.

Mario Benedetti fue un periodista, escritor poeta y dramaturgo que nació en el año 1920. Posee una gran gama de obras que abarcan principalmente los géneros narrativos, poéticos y dramáticos. Muchas de sus obras tuvieron tanto éxito que fueron traducidas a más de veinte idiomas. Es uno de los escritores más importantes de América Latina, quien posee una colección de más de ochenta libros. Falleció en el año 2009 a sus 88 en Montevideo, Uruguay, lugar de su nacimiento. (ver artículo: A sangre fría).

La borra del café es una historia que transcurre principalmente en los barrios de Montevideo, Uruguay. El autor comienza hablando sobre Claudio Alberto Dionisio Fermín Nepomuceno Umberto y su familia. En el trascurso de su vida las circunstancias hicieron que realizaran numerosas mudanzas, cada vez que se mantenían en un lugar algo pasaba, entre esto la ceguera de su amigo mateo, la muerte de su madre a corta edad, la nueva boda de su padre, entre otros.

La-borra-del-café-3

La infancia de Claudio fue muy normal, jugaba con sus amigos e iba a la escuela. Le gustaba mucho su privacidad y mantenerse en su habitación. Incluso en ella había una pasillo que daba a el patio de la casa de su vecino Norberto, esto lo mantenían en secreto como su escondite, donde muchas veces se encontraban para jugar o hablar sobre cualquier cosa.

Un día mientras jugaba en la plaza con su primo Daniel y Fernando y su vecino Norberto, quienes constituían su grupo de amigos, presenciaron la muerte por primera vez. Mientras se divertían vieron a un hombre muerto, un mendigo de la plaza; ese acontecimiento marco la vida de esos pequeños niños. Por otra parte debido a  los constantes cambios de residencia de la familia de Claudio este no podía ir a la escuela, sino que veía clases privadas con una profesora.

La-borra-del-café-18

La infancia de Claudio cambio drásticamente al enterarse que su madre llamada Aurora estaba muy enferma de cáncer. Los días esos fueron muy tristes para toda su familia. Un día recibió la visita de Rita, una amiga que fue a acompañarlo y consolarlo por todo lo que le estaba ocurriendo. La niña entro por el pasadizo de su habitación que se comunicaba con el patio de su vecino. Ese día Claudio recibió de esta niña su primer beso.

Después de la muerte de su madre su familia quedo destrozada. Su padre no se sentía bien, todo lo que veía le recordaba a su fallecida esposa. Contrataron a una muchacha para que realizara las labores domésticas del hogar, ya que ellos no podían hacerlo. El padre de Claudio decidió que se mudaron a otra ciudad, de lo contrario no podría seguir viviendo con el recuerdo de Aurora en todas partes.

La borra del café

Alquilaron una habitación a una mujer llamada Natalia, en una casa muy grande donde comenzaron a vivir Claudio su padre y su pequeña hermana menor llamada Elenita. Esto fue como un nuevo inicio para sus vidas. Lo bueno era que cerca de ahí vivían sus abuelos paternos, por lo tanto tenía un lugar en el cual distraerse ahora que se encontraba lejos de sus amigos. (ver artículo: El amor, las mujeres y la vida).

Claudio comenzó sus estudios en un liceo, donde aprendió mucho sobre matemáticas y las demás materias académicas. El instituto quedaba lejos de su casa, por lo tanto cada día realizaba un largo recorrido para llegar allí. Poco tiempo después se dio cuenta que su vocación eran las artes, le gustaba mucho pintar además de la literatura.

La-borra-del-café-19

Conoció a Perico un compañero que le gustaba mucho la filosofía y siempre discutían sobre la sociedad. Ambos sentían gran atracción por la literatura, por esa razón se reunían y hablaban sobre estos temas en su tiempo libre. Más adelante comenzó su primer trabajo, en una agencia de publicidad en la que le iba muy bien.

Su vida sexual inicio con Natalia, la mujer que les alquilo la casa en la cual vivían. Su relación con ella era únicamente carnal, no había compromiso ni sentimientos entre ellos. Un día mientras estaba en la calle se consiguió con Rita, el primer amor de su infancia y a quien más adelante imaginaba y soñaba con ver de nuevo.

Claudio quiso probar su suerte y se fue para un casino, en el cual hizo diversas apuestas y estaba muy contento de que estaba ganando. Luego de ganar bastante se fue a tomar un café, el mesero le leyó la borra del café, le dijo que se encontraba un árbol y una mujer, él pensó inmediatamente en Rita. El protagonista vio que su vida estaba casi resuelta con esto aunque sabía que algo le faltaba, el amor.

Decidió que luego de hacer un viaje a Quito que le habían encomendado en su trabajo volvería y se compararía una casa en la cual comenzar a hacer su vida de forma independiente. Durante su viaje piensa pasar primero por Bueno Aires, donde visitaría a sus abuelos. En el avión únicamente podía pensar en Rita, no podía sacarla de su mente.

De esa manera transcurre la historia de la borra del café, una de las más importantes obras de Mario Benedetti. Debe su nombre a la antigua interpretación que realizan ciertas personas a los residuos de la borra del café que queda en las tazas, en las cuales pueden ver su futuro. (ver artículo: Almohadón de Plumas).

Dejar Comentario