≡ Menu

La sonrisa etrusca: resumen, opiniones, frases, y más

La sonrisa etrusca, conozca todo los detalles sobre una de las mejores novelas del escritor y humanista José Luis Sampedro Sáez, descubra porqué ha cautivado a tantos lectores del mundo, llegando a ser considerada una de las mejores novelas del pasado siglo XX.La sonrisa etrusca

Argumento de La sonrisa etrusca

José Luis Sampedro Sáez, 1917-2.013, fue un escritor español, ganador, en el año 2.011, del Premio Nacional de las Letras Españolas, además se destacó también como humanista y economista, abogando por un economía con mayor acento solidario. Entre sus obras literarias se encuentran los títulos de “El amante lesbiano”, 2.000; “octubre octubre”, 1981, y “La sonrisa etrusca”,1985.

La sonrisa etrusca, es una novela llena de romanticismo, que aunque en una situación dramática, como lo es una enfermedad terminal, no se centra en crear situaciones depresivas, que las hay, sino que su relato gira en torno a los sentimientos de ternura que se despiertan en un hombre de 67 años, acostumbrado a vivir sin mostrar su sensibilidad, gracias a la interacción con su nieto de apenas un año de nacido.

Tambien Le Recomendamos Ver

El protagónico de esta novela, La sonrisa etrusca, se llama Salvatore Roncone,  que es llevado a la ciudad de Milán por su hijo Renato para poder cuidarlo y para que se haga los tratamientos por un tumor cancerígeno que padece. Cuando Salvatore llega a la ciudad cuestiona todo cuanto en ella hay, desde la comida, a las personas, experimenta un verdadero choque cultural.

Para Salvatore no hay como la vida en el campo, y hubiese preferido que la rusca, como llama a su padecimiento, acabara con él en su vieja cama, donde ha dormido, gozado y sufrido sus fiebres; pero Salvatore cambia esa forma de pensar cuando conoce a su nieto, de un año, ya que el bebé le inspira a ser más sensible; más cuando su nuera Andrea le da a cargarlo y le dice que se llama Brunettino, como era el apodo de él en su juventud.

En la novela La sonrisa etrusca Salvatore Roncone es a veces llamado Bruno, porque ese era el nombre que usaba cuando como partisano de la resistencia italiana luchó contra la presencia alemana en su pueblo; por eso se alegró cuando a su nieto le pusieron ese nombre. llama a su enfermedad la rusca en recuerdo a una mascota, una coneja, muy tenaz  que tenía y que su adversario, Cantanotte le mató. Desea una obra de otro género, lea la tia tula.la-sonrisa-etrusca-01

Salvatore Roncone, a los tres hijos que tuvo con su difunta esposa no lo cargó sino en ocasiones especiales, cuando los presentó a otros familiares o en los bautizos, ya que en el campo del cuidado temprano de los hijos se encargan las mujeres, y los hombres saben de ellos cuando los críos están aptos para trabajar y atender a los animales. Por eso cuando Andrea propicia un mayor contacto abuelo-nieto rompe esas tradiciones.

En su convivencia con su hijo, su nuera y su nieto, Salvatore se va integrando a la forma de vivir en la ciudad, no sin antes hacer ver sus protestas, que se describen en situaciones de humor, y más cuando conoce y corteja a Hortensia de la que él llega a enamorarse y la que le enseña a ser más expresivo con su sensibilidad, aunque no cambia del todo, logra ser más amigable con el ambiente de la ciudad.Le invito a leer, estravagario.la-sonrisa-etrusca-02

Tambien Le Recomendamos Ver

La sonrisa etrusca basa su argumento en como un hombre mayor acostumbrado a la vida ruda del campo y ser menos expresivo con sus sentimientos, logra a través del amor familiar aprender a expresar sus sensibilidad, sin que ello suponga caer en sentimentalismos, y así poder enfrentar a la mortal enfermedad que lo amenaza y la inminente vejez que le acortan más las esperanzas de vida.

La novela La sonrisa etrusca tiene ese nombre como homenaje a una escultura que estaba observando el personaje central, Salvatore Roncone, mientras su hijo Renato lo iba a buscar; se trata de la obra “El Sarcófago de los esposos”, que representa a una pareja de esposos sonrientes sobre su tumba, fechada en el siglo VI., A. C., exhibido en el Museo Nacional Etrusco, ubicado en Villa Giulia, cerca de Roma.la-sonrisa-etrusca-03

Resumen de La sonrisa etrusca

La novela La sonrisa etrusca relata la historia de Salvatore Roncone, de 67 años, desde que le es detectado un tumor cancerigeno en la zona abdominal. Por lo que uno de sus hijos, Renato, se encarga del él, se lo lleva a la ciudad de Milán, donde vive con su esposa Andrea y su hijo Brunettino de apenas un año de nacido, para que puedan hacerle los exámenes y el tratamiento médico. Otra buena obra que puede leer, es grandes esperanzas.

Pero como Salvatore es un hombre de una edad avanzada y acostumbrado a vivir en el campo, y tiene un modo de ser áspero, rudo, con formas sencillas y prácticas de relacionarse le cuesta acostumbrarse a la vida en la ciudad, por eso en casa de su hijo cuestiona todo desde el sabor de los productos hasta la manera de ser de las personas, lo que crea situaciones llenas de humor durante toda novela La sonrisa etrusca.

Pero su predisposición a creer que todo en la ciudad no es tan bueno como en el campo comienza a cambiar cuando conoce a su nieto Brunettino. Andrea la esposa de su hijo y madre de Brunettino, le puso ese nombre sin saber que Bruno, era el apodo que Salvatore usaba cuando era un partisano que luchaba durante la segunda guerra mundial contra la presencia alemana.Le invito a leer, la ladrona de libros.

Renato se disculpa de no haberle puesto el nombre de él, Salvatore, sin embargo su padre les cuenta que, Bruno, era como le decían sus mejores amigos en su juventud, por ello le agradeció a su nuera el nombre que le puso a su nieto. Sin embargo con Andrea llega a tener muchas de las discusiones, que generan situaciones llenas de humor, pero Andrea para evitar males mayores se arma de gran paciencia.la-sonrisa-etrusca-04

Con Bruno, su nieto, Salvatore Roncone comienza a ver la vida desde una perspectiva llena de más sensibilidad, mejor dicho con más expresión de sus sentimientos, ya que incluso con sus hijos cuando eran unos bebés no se le concedió la oportunidad de cargarlos o estar más tiempo con ellos, por que en el campo esas muestras de cariños estaban reservadas a la mujeres, y los hombres cargaban a los niños solo en ocasiones especiales.

Pero como Andrea le permitía una gran interacción con su nieto, Salvatore le fue tomando gran cariño, le hacia gestos graciosos, jugaba con él, en fin lo mimaba como no llegó a consentir a su hijos, y por su amor a su nieto, comenzó a dejar de fumar para que la rusca, la enfermedad que lo tenía sentenciado, no se siguiera desarrollando, y cuando tenía muchas ganas de fumar lo hacía muy alejado del bebé para que el humo no le afectará.la-sonrisa-etrusca-05

La novela La sonrisa etrusca también nos cuenta como a pesar de sus años, estaba en la tercera edad, sufriendo una enfermedad que posiblemente acortase su vida y teniendo todavía los síntomas de la depresión que le causó el fallecimiento de su esposa, Salvatore Roncone, logra darse más esperanzas de vivir, al compartir con su familia y más aún cuando conoce a Hortensia, una mujer tan madura como él, de la que se llega a enamorar.

Luego de vivir todas esa experiencias con sus familiares y amigos, de recordar muchos momentos de su vida, que  durante toda la novela La sonrisa etrusca, va contando, Salvatore Roncone, comienza a sufrir un marcado deterioro de su salud, cuando la rusca lo ataca implacablemente; la demencia propiciada por su edad y el cáncer le hace olvidar hasta quien es él, padece ocasionales mareos, y además su cuerpo no le responde como antes. le invito a leer, el viejo y el mar.la-sonrisa-etrusca-06

Pero en La sonrisa etrusca si bien la enfermedad de Salvatore genera momentos de tristeza y tensiones, son escenas que no están contadas desde una perspectiva que haga hacer sentir mucho sufrimiento al lector, las situaciones dolorosas son tratadas con mucha sutileza, de modo que quien lee la historia entiende su inevitable desenlace, un final  mortal que esboza una sonrisa etrusca.

Resumen por capítulos de La sonrisa etrusca

La novela La sonrisa etrusca es un libro que esta compuesto de unas 320 páginas, con forma narrativa lineal, con evocaciones del pasado por parte del personaje principal, sin otras técnicas de adelanto o composición, y es una historia que no esta definida por capítulos, no los lleva como sub títulos, pero se puede esquematizar en varias etapas.la-sonrisa-etrusca-07

Las etapas o posibles capítulos de La sonrisa etrusca, pueden ser; cuando su hijo Renato lo va a buscar a su pueblo, cuando está Salvatore Roncone en el museo observando la obra “El Sarcófago de los esposos”, luego cuando conoce a Hortensia quien sería la última mujer que le haría compañía, y la última parte cuando se le comienza a manifestar con mayores síntomas la mortal enfermedad.

En primera parte Salvatore Roncone es trasladado desde Villa Giulia hasta Milán, la ciudad donde vive su hijo menor Renato; Salvatore lo ha estado esperando en el museo etrusco mientras observaba durante un buen rato la escultura antigua “El Sarcófago de los esposos”, de la cual pregunta el viejo porque reían, y Renato le dice que no estaban riéndose sino que era una sonrisa como la que tienen los santos al ver a Dios, una de beatitud.

En su viaje a Milán Renato, su hijo, reflexiona sobre lo avanzada que debe estar su enfermedad para que su padre accediera a dejar  Roccasera, su hacienda desde donde pocas veces ha salido, aunque le última vez no fue hace mucho tiempo, cuando enviudó y lo llevó por un par de meses a Milán, sin embargo no soportó más de 15 días la ciudad y hubo que llevarlo de nuevo a su vieja casa.

Salvatore considera que las ciudades son una trampa, que con luces, aparatos y dinero atrapan y encarcelan a las personas de por vida. En la primera parte de la novela La sonrisa etrusca Salvatore Roncone, se reencuentra con la esposa de su hijo Renato y conoce a su nieto Brunettino, al que, desde que lo ve, comienza a prodigarle mucho cariño, y le dice a su hijo que Bruno era la forma como lo llamaban sus amigos los partisanos durante la guerra.la-sonrisa-etrusca-08

En la casa de su hijo Renato, Salvatore manifiesta sus desacuerdos con la forma como se preparan las comidas, que todo es enlatado y nada tiene el gusto de la naturaleza, en su primera noche Renato le da unas peras, pero apenas las prueba, las botas porque le parecían insípidas las peras importadas; de las personas que se encontraba en las calles decía que todas esperaban la menor oportunidad para robarle.

Tambien Le Recomendamos Ver

Mientras más se encariña con Brunettino, su nieto, Salvatore, comienza a cuestionar la forma como lo crían, no le parece bien que duerma solo en un cuarto aparte y dentro de aquella cuna, y su crianza esté dictada por unos libros, pero no le queda más opción que resignarse, ya que son los padres que sabrán como criar a su nieto. A Salvatore le practican sus primeros análisis médicos desde que llegó a Milán.la-sonrisa-etrusca-09

Salvatore recuerda como se intercambiaron palabras poco amistosas entre su antiguo adversario El Cantanotte, un viejo adversario al que los años le han provocado una parálisis y anda en una silla de ruedas, del se acuerda porque fue quien mató a su coneja, la rusca, que es como llama a la enfermedad que le aqueja, y  el motivo por cual esta en Milán, porque aunque no se lo ha dicho a su hijo, cree que no durara mucho.

De  Cantanotte guarda malos recuerdos, para él es un fascista que cuando pudo robó las tierras de algunos campesinos, y se junto con algunos políticos para cometer otras fechorías en su pueblo, por eso lo que lamenta de su enfermedad es no tener tiempo para poder verle muerto, por eso siente pesar al recordar cuando Cantanotte le dijo, con un tono de burla; ¡Adiós, Salvatore!, mientras él se marchaba del pueblo con su hijo Renato.la-sonrisa-etrusca-10

En la novela La sonrisa etrusca se va relatando como el abuelo Salvatore empieza a expresar sus sentimientos cada vez que esta con su nieto, él que es un hombre que esta acostumbrado al trabajo rudo, a cuestionar todo descubre que con sus hijos se perdió gran parte de cómo fue haberlos criados. Le hacen un segundo examen clínico más exhaustivo, pero no le dan los resultados al instante tendrá que esperar por ellos.

Annunziata, la cuidadora del niño Brunettino y quien se encarga de la limpieza de la casa, le dice a Andrea que Salvatore es confiable para cuidar del bebé, y que además esta dejando de fumar y cuando lo hace procura estar muy lejos del infante. Salvatore conoce a la sobrina de Annunziata, la joven Simonetta, y a él le cae bien porque es una muchacha con raíces sureñas como él y ama el campo, estudia veterinaria. Le invito a leer, la conciencia de zeno.

Salvatore Roncone conoce a Hortensia mientras paseaba a Brunettino, sucedió porque pasó un vehículo y los salpicó de agua a él y al niño en el coche, aunque no fue mucha, eso enfureció al viejo y corrió tras el carro profiriendo insultos, sin darse cuenta que había dejado al niño solo en el coche, cuando se devolvió a buscarlo, una hermosa mujer entrada en años cuidaba del infante, era Hortensia.

En la segunda parte de La sonrisa etrusca Salvatore es invitado por un joven universitario a dar charlas sobre las costumbres y tradiciones de las gentes de su pueblo y otras partes del sur del país; también recibe noticias sobre la salud de su eterno adversario Cantanotte, se encuentra gravemente enfermo, esta noticia le entusiasma porque supone que él podrá ir al funeral de su enemigo y no al contrario cómo pensó desde que se enfermó.la-sonrisa-etrusca-11

Hortensia se encuentra de nuevo con Salvatore y lo invita a su casa, ya que lo consigue en medio de una llovía, comen, hablan de sus tiempos pasados y él se entera que ella es viuda, ambos comparten el dolor de haber vivido la muerte de sus parejas, ambos se van haciendo más que amigos a medida que se cuentan sus vivencias pasadas. Salvatore asiste a un seminario en la universidad, allí le pagan por contar sobre las tradiciones de su pueblo.

Andrea y Renato recuerdan las hazañas de Salvatore Roncone durante la guerra y la ocupación alemana y cómo salvó a muchos, integrándose en la clandestinidad con el nombre de Bruno, y luego cuando le nombraron Alcalde del pueblo y cuidó que nadie perdiera sus tierras, y se lamentan que el doctor les halla asegurado que posiblemente no le quede mucho tiempo, y se preocupan que no esté cumpliendo con su dieta.la-sonrisa-etrusca-12

La sonrisa etrusca comienza a emerger en la vida de Salvatore Roncone, ya que la rosca, como llama al cáncer maligno que le aqueja, comienza a socavar su salud; Hortensia se ve precisada a llamar a Renato, porque su padre sufre un severo desmayo en el baño de la casa de ella; fue como Renato supo donde se la pasaba Salvatore. Hortensia le cuenta como se conocieron y como su padre le contó sobre su vida y sobre su nieto.

En la última parte de novela La sonrisa etrusca Salvatore es internado algunos días en el hospital y luego tuvo que guardar reposo en casa de su hijo, pero al salir de ese malestar, provocado por el avance de la enfermedad, visita a Hortensia y le sugiere ir con ella a su pueblo a Roccasera. Andrea invita a Hortensia a su casa y ella acepta ir, cuando se conocen le cuenta los desvaríos que esta teniendo Salvatore, las lagunas mentales que tiene.la-sonrisa-etrusca-13

Luego de sus últimas conferencias en la universidad los profesores estudiosos de las costumbres y mitos de los pueblos sureños, le regalan un sobre con sus primeras palabras en el seminario grabadas, como un regalo para su nieto, Salvatore se lo agradece mucho, porque cuando él no este y el niño crezca siempre podrá escucharlo.Le invito a leer, memoria del fuego.

La enfermedad a Salvatore comienza a causarle perdidas de la memoria y en una de esas ocasiones se pierde en la ciudad y confunde a los policías que lo encuentran con agentes alemanes que han invadido Roma, luego de hacerle revisar logran conseguir uno datos telefónicos y comunicarse con su hijo Renato, que angustiado se llega a la comisaría para buscarlo, los agentes le reclaman el tener a un familiar con trastornos en la calle.la-sonrisa-etrusca-14

Salvatore le confiesa su profundo amor a Hortensia y le pide que se casen, ella acepta, aunque no necesite casarse con él para seguir sus últimos años juntos. Andrea se extraña con Hortensia porque al casarse no le exigió a su hijo que le dieran nada de dinero, ninguna herencia en caso de que Salvatore volviese a recaer o que le pasara lo peor, solo le pidió sus objetos personales.

Salvatore se casó con Hortensia en presencia de su familia y los amigos de él, los que pelearon contra los alemanes y el régimen de Mussolini. Pero mientras jugaba con Brunettino en la cama recreando las hazañas de las guerras, a Salvatore le dio un fuerte dolor en el pecho que le quitó la vida, apenas pudo oír las primeras palabras de su nieto que le decían Nonno, Nonno, y con ellas se sumergió en la eternidad con La sonrisa etrusca.Otra gran obra que puede leer es, el amor, las mujeres y la vida.

Personajes de La sonrisa etrusca

La sonrisa etrusca es una novela llena de humor en medio de un hecho dramático como es la enfermedad del cáncer en su etapa avanzada, su autor José Luis Sampedro Sáez, narra una historia conmovedora de un hombre de la tercera edad que gracias a su nieto de un año, al amor de su hijo y su nuera y al enamorarse de nuevo, logra poder expresar su sentimientos de ternura, luego que fue un hombre algo rudo y tosco para expresarlos.

Los personajes principales de esta novela La sonrisa etrusca son; Salvatore Roncone, el personaje principal, por su edad avanzada, tiene 67 años, y principalmente por sufrir de un tumor cancerigeno, al que llama rusca, acepta ir a vivir con su hijo a Milán, aunque a él, hombre rudo del campo, no le gusta visitar la ciudad, pero como presiente que son sus últimos días acepta ir y ponerse en tratamiento.la-sonrisa-etrusca-15

Renato, es el hijo de Salvatore Roncone, de carácter afable es un hombre de familia preocupado por su padre, decide llevárselo a su casa porque se entera de su grave enfermedad y porque su padre vive solo, sin sus otros hijos y es viudo. Andrea es la esposa de Renato, es una mujer estricta con el orden en la casa, con ella Salvatore vive situaciones estresantes y algunas llenas de humor, porque él no comprende las reglas que ella le impone.

Brunettino es el nieto de Salvatore, hijo de Renato y Andrea, con él se desarrolla toda la historia, ya que es el personaje que más hace cambiar a Salvatore, que cuando llega a Milán desdeña de todo lo de la ciudad, sin embargo con la ternura del bebé va descubriendo su lado más sensible. Hortensia es el último amor de Salvatore en ella descubre la forma más perfecta de amar a una mujer por lo que se casan. Le invito a leer, el arte de amar.la-sonrisa-etrusca-16

Annunziata es la niñera que cuida de Brunettino cuando sus padres se van al trabajo, junto con su sobrina Simonetta realizan la labores del hogar. Dunka, es uno de los amores del pasado de Salvatore, es la mujer que más menciona cuando narra sus recuerdos pasionales. Valerio, es un joven universitario que da a conocer a Salvatore en la universidad donde estudia y le invita a dar conferencias sobre las costumbre de los pueblos del sur.

Profesor Buoncontoni, es quien dirige las conferencias de Salvatore en la universidad, es el maestro de Valerio. Cantannote siempre es mencionado por Salvatore como su enemigo y como un fascista. Zambrini-Mauro, y Ambrosio son amigos de Salvatore desde muy jóvenes, junto lucharon en la clandestinidad cuando Italia vivía bajo la influencia alemana durante el gobierno de Mussolini; conocieron a Salvatore como el partisano Bruno.la-sonrisa-etrusca-17

Opiniones de La sonrisa etrusca

Las opiniones sobre esta novela La sonrisa etrusca, son similares a las que suscitan otras historias que hablan sobre cómo afrontan una enfermedad que sentencia la vida de las personas, como, por ejemplo, la novela “Bajo la misma estrella”, que aborda el tema del cáncer terminal desde la perspectiva de los jóvenes, pero en esta novela, La sonrisa etrusca su diferencia esta en su carga emotiva y llena de sensibilidad, sin llegar al dramatismo.

Importantes periódicos españoles, como El País y El Mundo le han conferido buenas reseñas, considerándola como una entre las cien novelas más destacadas del siglo XX. En el año 2011 se estrenó su versión teatral en España, y puesta en escena en los mejores teatros e interpretada con excelentes actores y actrices. Desde el año 2017 se tiene como proyecto su adaptación al cine.

Frases de La sonrisa etrusca

En la novela La sonrisa etrusca se encuentran frases que hacen reflexionar sobre la cosas más sencillas y las más importantes de la vida, tales como el amor, la amistad, la familia, política, y la muerte; sus frase más resaltantes son; “los antiguos etruscos reían hasta sobre su tumba”; “La sonrisa etrusca es de beatitud”; “Hijo mío, cuándo llegaras a saber sobre la vida”;(P:08) “la política debe hacerse para la libertad”(p:56)la-sonrisa-etrusca-18

Las ciudades son como una trampa” (P: 10); “La vida es como una montaña dura, pero llena cuando llegas a lo alto” (P: 30); “Qué seria de los jóvenes si los viejos no hubiesen luchado”(P:54); “Los viejos no duermen solos, los acompañan sus historias”(P:122); Esas son algunas de las frases que se pueden leer en esta emotiva novela La sonrisa etrusca.Le invito a leer, el lobo estepario.

Dejar Comentario