≡ Menu




Un mundo feliz: resumen, personajes, frases y mucho más

Un mundo feliz es una exitosa y reconocida novela escrita por Aldous Huxley en el año 1932. Esta obra marcó una tendencia literaria para el autor, ya que lo impulsó a escribir nuevos ensayos como una especie de secuela que vincula estrechamente a esta obra.

un mundo feliz

Resumen de Un mundo feliz

Un mundo feliz consiste en una historia que intenta reflejar la perfección del mundo y cuestionarla bajo una nueva perspectiva. En ese mundo feliz que plasma Huxley, muestra la manipulación que sufren todas las personas mediante el lavado de cerebro. Cada persona en el mundo feliz posee un mismo objetivo: ser adoctrinados para vivir lo más felices que se pueda.

Tambien Le Recomendamos Ver

En ese mundo feliz que relata el autor, no existe el amor, tampoco la religión y mucho menos la política. Lo único que pueden hacer los ciudadanos de este mundo es tener relaciones sexuales alejados del afecto y hacer divertido cada vivencia o cada momento determinado. Un mundo feliz adquiere una tendencia futurista, a causa de la manipulación y del estilo de vida que desempeñan cada uno de los protagonistas.

La historia de este relato no se cuenta en forma lineal, pues despliega un cúmulo de acciones con diferentes tramas. Desde luego, Huxley describe con mucho detenimiento cada proceso para acercar a su sociedad a la mayor perfección posible. Eduardo Galeano se apega más a la realidad de Latinoamérica, cuando decidió escribir Las venas abiertas de América Latina.

un mundo feliz

Un mundo feliz está representada por una sociedad utópica y descomplicada, en la cual la tristeza y demás sentimientos negativos no tienen cabida. A pesar de todo, la felicidad de ellos tienen un costo muy alto, pues se ha suprimido la necesidad de amar, de aumentar la familia y de los conocimientos humanísticos.

El primer capítulo de Un mundo feliz relata a un grupo de estudiantes sobre las normativas de cómo vivir en Utopia (nombre designado a la localidad donde se se llevan a cabo los hechos). El director de la zona deja muy en claro que es la máxima autoridad del lugar, además que el planeta está gobernado bajo su mando. El director menciona que una nueva vida nace a través de huevos que se protegen en botellas.

un mundo feliz

Tambien Le Recomendamos Ver

El director arremete contra las ciencias humanísticas, cuando refuta la existencia de los filósofos y los literatos, porque según su punto de vista, ellos rompen con la armonía de su sociedad. El gobernante otorga un paseo gratuito para dichos estudiantes, para mostrarles todas sus invenciones tecnológicas. En el lugar, define la clasificación de todos los humanos presentes de la siguiente manera:

  • Ciudadano Alfa: son las personas de clase pudiente, ostentosa y sin limitaciones económicas. Representan la élite de las clases sociales.
  • Ciudadano Beta: son aquellos humanos que representan la clase media alta. No tienen los mismos privilegios de vida de los Alfa, pero viven de manera decorosa y con pocas limitaciones.
  • Ciudadano Gamma y Delta: pertenecen a la clase media baja. Generalmente son los obreros que desempeñan cargos de obrería en Utopía.
  • Ciudadano Epislón: es la sociedad de clase más baja, totalmente dependientes del trabajo y las regalías del director. La máxima autoridad alega que estos ciudadanos no necesitan de inteligencia, para que no se rebelen en su contra en un futuro.

El director o controlador representa a uno de los seres superiores, capaces de gobernar todo el planeta tierra, junto a otros 9 gobernantes más. Otras obras de fantasía, como El principito, muestra la vida del protagonista en su asteroide, del cual era su único habitante. A los habitantes de Utopía no se les enseña historia, porque todos correrías el riesgo que un maleante transforme el pasado histórico hasta trasladarlo al presente para cambiarlo a su favor.

Otro rasgo importante de cada ciudadano utópico, es que no pueden experimentar otro sentimiento que no sea el de felicidad. Para asegurar que esto sea así, a cada bebé que nace, se le da una pastilla conocida como soma para mantener estática la alegría y la diversión de los mismos. Enamorarse no está permitido para ellos, pues el amor también puede conducir al dolor cuando no es correspondido; sin embargo, las relaciones sexuales si están contempladas en la ley utópica.

un mundo feliz

La obra literaria de Huxley explica cómo son acondicionados los bebés que nacen en Utopía, los cuales debían permanecer bajo el sol en un inmerso jardín, para que de esta manera reciban descargas eléctricas en sus organismos. A las sociedades excepto a los alfas y betas, se les incentiva un espíritu de trabajo, para que ejerzan funciones tanto en fábricas como en otros entes. Ningún ciudadano podía tener libros en sus viviendas, al considerarse objetos innecesarios para el crecimiento en Utopía.

El director aconseja a sus pupilos jamás aprender idiomas como el francés o el alemán, pues bajo su concepción son lenguas muertas que no merecen ser difundidas en su sociedad. El sexo era aprobado en esta ciudad, pero de ninguna manera se apoyaba la promiscuidad y el cambio de pareja en un lapso de tiempo determinado. Esta importante historia es igual de interesante como El arte de la guerra, un libro escrito en chino tradicional.

un mundo feliz

En Un mundo feliz llega un personaje llamado Mustafa Wond, para apoyar todo lo dicho por el director, principalmente para recalcar que la historia es inútil y mucho más para que los ciudadanos epsilón la aprendan. De la misma manera, rescata que la familia es maligna, así como el hecho que las bases cimentadas estén constituidas por un padre y una madre. Dios no existe en esta sociedad, pero se debían acatar todas las leyes estipuladas por Henry Ford.

Un mundo feliz da un vuelco en la narración, cuando aparecen los personajes principales, Bernard Marx y Lenina Crown. El hombre pertenece a la clase alfa dentro de Utopía, por lo que vivía cómodamente y sin complicaciones, mientras que Lenina era trabajadora en el departamento de los embriones en la fábrica. Bernard rompe con los esquemas sobre el ciudadano alfa, porque de vez en cuando rompe con las reglas y se comporta de manera peculiar, como un ciudadanos beta, delta o gamma.

La contraparte de Bernard es justamente Lenina, quien si trata de seguir las reglas de Utopía al máximo, su principal lema es que jamás se puede enamorar de alguien. Tiene por amiga a Fanny, a quien aconseja involucrarse con hombres sexualmente para superar sus estados de soledad total. En Un mundo feliz, Lenina siente una fuerte atracción por Bernard, pero incapaz de amarlo. La novela de Huxley dista un poco sobre los temas pasionales, como si lo refleja León Tolstoi con Anna Karenina.

Una cualidad sobresaliente en Bernard es su inteligencia, rasgo distintivo de cualquier ciudadano alfa en Utopía. Uno de sus puntos de vista es la incomodidad de saber que las mujeres alfa se rechazan mutuamente e incluso, a otros miembros de la misma clase. Bernard en sus inicios, no despertó en él un interés sexual por las mujeres. Tampoco fue reconocido por gustarle los deportes y las aptitudes físicas. Fiel consumidor del soma, porque esta medicina le hacen olvidar sus inconformidades.

un mundo feliz

En este texto aparecen reflejados una serie de acontecimientos que forman parte del acervo cultural e histórico del mundo, como la Guerra de los 9 años y otros sucesos relevantes que marcaron tendencia. En este aspecto, la obra de Huxley se asemeja a La Guerra y la paz, también de Tolstoi, cuando introduce la invasión napoleónica a Rusia.

Lenina a pesar de su temperamento jovial y alegre, permanecía renuente a tener relaciones sexuales con otro hombre. En una conversación, Fanny la exhorta a darse la oportunidad de conocer otros hombres y tener sexo con ellos, a lo que responde hacer su mejor esfuerzo. Lenina confiesa abiertamente su atracción por Bernard, pero su mejor amiga no estaba de acuerdo en asociarse sexualmente con él, por ser de baja estatura y poco agraciado (por consecuencia (por secuelas en su fecundación).

un mundo feliz

Como hecho fortuito, Bernard escucha un diálogo entre Henry (admirador de Lenina) y su asistente, cuando ambos hablan de la chica, en cuya conversación la definen como un simple pedazo de carne. Bernard se llena de indignación por la forma en que se expresan de la mujer, pero luego se da cuenta que ella misma tiene una concepción similar sobre su ser. Los dos hombres se dan cuenta de la presencia de Bernard, a lo que le ofrecen soma para olvidar, aunque se niega a aceptarlo.

Bernard y Lenina deben ir juntos a una reservación salvaje, allí conocen a John, quien también padeció de las consecuencias de un error en su formación. John tiene un secreto bien ocultado, ya que es el hijo del director o gobernador de Utopía. Junto a la pareja protagónica de la historia, una tercera persona los acompaña. Para el infortunio de la chica, queda embarazada, estando completamente prohibido en la ciudad utópica. La fémina jamás regresó a casa, para parir con tranquilidad a su hijo en la reservación salvaje.

Lenina reconoce que la compañía de Bernard le agrada y no se siente cómoda con ningún otro hombre de la región. El hombre como es más abierto a muchos temas, pregunta a la mujer qué piensa sobre la libertad, pero no obtiene respuesta alguna debido a la cantidad de soma consumida y a las limitaciones que tienen los ciudadanos beta, al que pertenece. A Bernard le disgustaba un poco estas actitudes, pues se sentía incomprendido en medio de seres limitados en pensamiento.

John representa una mancha negra en el expediente del director, porque a pesar de tener bien cimentadas sus normativas, cometió el delito de embarazar a la madre de John. El mencionado estableció buena empatía con Bernard, debido a que ambos se sentían inconformes con los modos de pensar y de actuar de sus civilizaciones.

Lenina fue victima de una sobredosis de soma, que la mantuvo durmiendo durante muchas horas. John aprovecha la oportunidad de acercarse a su habitación para contemplar su belleza sin que se diera cuenta. John por primera vez descubre que está enamorado de aquella mujer que es difícil de amar por su cultura arraigada de Utopía. El hombre se espanta cuando se da cuenta que Bernard se aproxima hacia la vivienda donde se estaban quedando los tres.

un mundo feliz

Bernard poco a poco se ha convertido en un ciudadano poco grato para Utopía, debido a su rebeldía y ausencia de identidad nacional. En Un mundo feliz, el director trata de enviarlo lejos de la ciudad, específicamente a Islandia para exiliarse. Bernard como un arma bajo la manga, presenta al director a John, su hijo y la madre de éste. Todos quedan asombrados en la oficina cuando John llama papá al director.

John se desagrada al conocer el nivel de vida de Utopía, aunque adoptó en Bernard a un representante que velara sus intereses. Bernad se escudó de John para hacerse famoso y contar con la popularidad de las demás mujeres de Utopía. Otras se aprovechan de él por su ingenuidad, mientras que John seguía enamorado de Lenina, quien sólo quería de él un momento sexual.

El climax de Un mundo feliz llega al momento en que John le pide matrimonio a Lenina. Cabe mencionar que en este punto de la obra literaria, se establece un choque de culturas, pues por un lado estaban las costumbres de Lenina, cuya intención no es enamorarse, pero si disfrutar del sexo, mientras que John creía en el amor y en el matrimonio como la consolidación de ese amor. Lenina se enoja, porque quiere tener sexo con él, pero es rechazada innumerables veces.

un mundo feliz

Lenina no aguanta su deseo sexual por John y aprovecha para desnudarse frente a él, pero la ofende al llamarla prostituta. En ese preciso momento, la madre de John cae gravemene enferma y es llevada al hospital, donde muere frente a la presencia de varios ciudadanos beta y delta. Bernard se acerca a su amigo con la intención de calmarlo con soma, pero este responde de forma agresiva al arrebatarle las pastillas y tirarlas al suelo.

John alega que el soma es un medicamento maligno y deja en claro a los ciudadanos de todas las clases para que se preocuparan más por su propia libertad. Los ciudadanos comenzaron a armar una pelea por el acto irresponsable de John en el hospital; Bernard y demás compañeros trataron de tranquilizar al joven.

un mundo feliz

Tambien Le Recomendamos Ver

El nuevo habitante defiende a Shakespeare, pues alabó su obra vital Romeo y Julieta por el sentimiento experimentado hacia Lenina, pero prontamente comenzó a escuchar opiniones negativas sobre el autor, ya que la obra promueve el amor, que ya estaba prohibido en Utopía. El controlador justifica la presencia de los ciudadanos epsilón, porque en toda ciudad, debían establecer subordinados que recibieran todo tipo de órdenes.

Todo esto llevó por consecuencia que John renegara de Utopía y de todos sus habitantes, Bernard apoya esta opinión y de inmediato se ganaron la enemistad de todos. Ya de vuelta a su comunidad, John empieza a transformar su amor por simple deseo, pero odiaba esta idea, pues no era suya propia y comienza a flagelar su cuerpo. Poco a poco comienza amar al sexo y dejar a un lado sus sentimientos, esto lo llena de culpa y acaba suicidándose.

Personajes de Un mundo feliz

Todos los personajes de Un mundo feliz, tanto principales como secundarios, estaban repartidos mediante las categorías anteriormente expuestas, que van desde ciudadanos alfas, de clase alta, hasta los epsilón, de clase baja u obrera. La mayoría de ellos, excepto John El Salvaje, ingerían soma para ser más felices y no desviar sus sentimientos en cosas que estuviesen fuera de contexto de la ciudad utópica.

A continuación, los personajes más destacados de Un mundo feliz, de Aldous Huxley:

-El director de crianza o director de predestinación: es el personaje que aparece en el inicio de la obra. Su función es velar que se cumplan todas las reglas en Utopía, la cual gobierna con mucha rectitud y exigencia. No se lleva muy bien con Bernard, porque a pesar de ser ciudadano alfa, su comportamiento lo saca de quicio en más de una ocasión. Posee un secreto guardado bajo llave, debido a que embarazo a una mujer y John es producto de ello.

un mundo feliz

Bernard como muestra de rebeldía, lleva a Utopía a madre e hijo, para quitarle su careta de hombre recto, por lo que renuncia de inmediato y sale avergonzado de su oficina.

-Bernard Marx: personaje principal que está adscrito dentro de la sociedad alfa. Debido a una malformación al momento en que fue engendrado, su complexión física es baja y de rostro poco agraciado. Por si fuera poco, dicha degradación también influyó en su forma de ser y de pensar sobre la vida. Hombre de gran inteligencia y discernimiento, con criterio propio; rasgo que disgustó por completo al director de crianza y predestinación.

El comportamiento de Bernard durante Un mundo feliz hace pensar al director que es un hombre rebelde que no merece el título de alfa. A este personaje nada lo hace realmente feliz, no es un consumidor compulsivo de soma. A pesar de su físico, no hay que subestimarlo, pues sabe sacar provecho de su inteligencia para escalar en una sociedad que no comprende en lo absoluto.

un mundo feliz

-Lenina Crown: personaje principal femenino que pertenece a la clase beta. Físicamente es muy atractiva. Está muy apegada a las reglas establecidas en Utopía, es la mejor amiga de Fanny, a quien aconseja que debería mantener una vida sexual plena y activa con varios hombres. Al principio de la novela mantuvo una fijación hacia Bernard, pero al conocer a John El Salvaje, su objetivo cambia, por lo que anhela tener sexo con él. Su meta no es enamorarse, sino vivir de los placeres sexuales.

En Utopía supervisa el departamento de reproducción, para que los nuevos habitantes de la ciudad no contraigan enfermedades y crezcan saludablemente. Su viaje a la reserva salvaje hace estallar su vida libertina y promiscuidad, aunque John no accede a sus caprichosos, pese a estar enamorado de ella.

-El controlador: junto al director de crianza y predestinación, es otro de los personajes con mayor poder y jerarquía en Utopía. Se encarga que todos los ciudadanos cumplan al pie de la letra con sus dogmas.

un mundo feliz

-John El Salvaje: es uno de los pocos personajes que permanece distante de la vida utópica. Fue criado en una civilización totalmente opuesta, en la cual el amor y el matrimonio eran totalmente válidos. Formó parte de una familia indígena primitiva, por tal razón su apodo de “el salvaje”. Su cultura y modo de ser contrasta significativamente con toda Utopía, pues expresa lo que siente y no solamente demuestra felicidad como los ciudadanos de la misma.

John es producto de un embarazo natural, su madre se vio en la obligación de huir del padre de éste, pues se trataba nada más y nada menos que del director de crianza y acondicionamiento. John creció en las sombras, ya que sabía que su padre lo rechazaba. Se enamora de Lenina, pero ella sólo deseaba tener sexo con él. Al darse cuenta que la lujuria fue más fuerte que su amor por ella, empieza a flagelar su cuerpo como castigo, ante el irrespeto por sus ideales. Al final de la historia se suicida.

un mundo feliz

-Helmoholtz Watson: es el mejor amigo de Bernard, destacado por sobresalir en cualquier actividad, incluso la sexual. Su fisonomía es muy atractiva, por lo que llama la atención de muchas mujeres. Odia la literatura y la filosofía. También pertenece a la sociedad alfa junto a su compañero.

-Mustafá: el personaje revela que fue científico desde que se graduó en la universidad. Es otro de los gobernantes de Utopía, a diferencia de muchos otros, Mustafá no mira con desprecio el género literario.

-Linda: es la mujer a quien el director embarazó en una de sus visitas a la reserva salvaje. Madre de John, bastante comprensiva y amable con su comunidad y con su hijo. Al principio no fue aceptada por la comunidad indígena, pero poco a poco comenzó a ganarse el cariño de la gente. Muere por una sobredosis de soma en un hospital de Utopía.

-Henry Foster: amante de Lenina, igual de promiscuo y lujurioso que ella.

-Fanny: mejor amiga de Lenina, no es promiscua como ella. No tiene mucha suerte con los hombres.

Otra obra importante que debes conocer es El amor en los tiempos de cólera, importante novela que ha dado la vuelta al mundo por su reproducción y buena acogida por parte de los críticos.

Análisis de Un mundo feliz

Una de las características que llama plenamente la atención al realizar la lectura de Un mundo feliz refiere al tratamiento de su lenguaje, debido a que Huxley trata de emplear un modo coloquial, para que el lector se vea envuelto con la historia rápidamente. La misma agilidad y simpleza literaria se ve ejemplificada al leer otros clásicos, como Relato de un náufrago.

un mundo feliz

Con Un mundo feliz, Huxley manifiesta abiertamente una crítica hacia la sociedad de su época, pero se adelanta hasta el futuro para establecer dicha crítica, a través de la sociedad compuesta de los utópicos. Lo que más intenta reflejar el autor en su obra, es la sociedad vacía y materialista recreada con sus personajes, pues a pesar de vivir en un mundo aparentemente feliz, corresponde desligarse de otras cosas importantes como el amor para dar paso a elementos efímeros.

La novela hace hincapié en su comienzo en el mundo feliz y de todos sus estatutos, para que el lector comprenda el proceder de todos los seres que hacen vida en Utopía. Esta ciudad es muy opuesta a la realidad vivida en Macondo, la población sumida en la pobreza que presenta García Márquez con 100 años de soledad.

Cuando sus tres personajes principales: Bernard, Lenina y John ganan protagonismo con el paso de la novela, se observa ese choque cultural con el modo de pensar de Lenine y el de John. Mientras ella era totalmente desenfrenada y pasional, John era más racional y sentimental, creyente de Dios y de todos sus sacramentos. No obstante, Bernard tampoco está satisfecho con esa vida estática llena de felicidad, pero tampoco fue capaz de mostrar otro tipo de sentimiento.

Frases de Un mundo feliz

Conoce las frases más célebres desplegadas en la obra Un mundo feliz de Haxley:

  • “Uno cree todo lo que escucha y observa, porque estamos facultados para ello”.
  • “El dolor es un goce fascinante”.
  • “Comí civilización, pero me sentí tan mal que terminé por enfermarme”.
  • “Qué bien se pasaría si no se pensara en la felicidad todo el tiempo”.
  • “Una persona que piensa diferente siempre estará condenada a la soledad”.
  • “Un hombre puede ser villano y sonreír todo el tiempo”.
  • “La mala manía de querer hacerlo todo en privado, conlleva a no hacer nada”.
  • “Todo nexo que une a los hombres, la naturaleza no participa en separarlos”.

un mundo feliz

Editorial de Un mundo feliz

La casa editorial que se ha encargado de la mayor proliferación de ejemplares sobre la obra de Huxley es la Editorial Barcelona, cuyo IBSN corresponde al 978-350-3340-4. La expansión de la obra comenzó en el año 2004, contando con un numeroso repunte de ventas.

Recordemos que existen otras editoriales de prestigio como Libros del Asteroide, que vendió bastante bien Mi planta de naranja lima, texto del famoso autor Brasileño José Mauro de Vasconselos. Un mundo feliz fue publicada por primera vez en 1932, cuyo movimiento vanguardista estaba en pleno auge, especialmente los ismos literarios; que engloba la obra bajo la influencia del futurismo.

Filosofía de Un mundo feliz

La novela Un mundo feliz refiere a una nueva filosofía  y estilos de vida que se desempeñan en Utopía, una ciudad de estilo futurista que está sometida a ciertas reglas algo peculiares.

un mundo feliz

En Utopía, sus habitantes no debían experimentar otro sentimiento que no fuese la felicidad, tampoco podían conocer lo que es el amor ni el matrimonio. La promiscuidad y el consumo de una droga llamada soma son una religión que cada individuo tenía que cumplir. Las disciplinas humanistas estaban totalmente prohibidas, tales como la filosofía y la literatura.

La obra de Shakespeare no es grata para todos los ciudadanos de Utopía, pues el tema del amor imposible entre Romeo y Julieta podía cambiar la formas de pensar y creer en el amor. La historia no estaba permitida, porque al conocer los acontecimientos del pasado, podía trastocar lo vivido en el presente.

Dejar Comentario