≡ Menu

Yo Julia: Argumento, Crítica, Trilogía y más

El autor Santiago Posteguillo se destaca con su obra titulada “Yo Julia”, el relato de una mujer que tuvo fuerte influencia en el año 192 d.C., persuadiendo de manera astuta a todos aquellos que se oponían ante el reinado de su esposo Severo. Una mujer de carácter tenaz y sobresaliente, que dejó marca en la historia, descubra los detalles en esta reseña.

yo julia

Sinopsis

El autor Santiago Posteguillo publica en el 2018 la novela titulada “Yo Julia”, una interesante historia contada en 704 páginas. Los hechos tienen lugar en el año 192 después de Cristo, revelando las locuras de un emperador romano que termina por cansar al pueblo y al senado.

A su alrededor se teje una red de intrigas y asesinatos, pero a su lado estará su mujer, cuyas habilidades filosóficas le permiten influenciar a quienes podrían ayudar a despejar un camino para que su amado esposo pueda llegar a ser merecedor del tan disputado trono.

Déjese llevar por una historia que en parte es real y posee algo de ficción, le enseñará hasta dónde eran capaces de llegar los hombres y las mujeres que buscaban tener el control y el poder sobre una nación. Repleta de escenas descritas gráficamente, llenas de salvajismo y sadismo por mentes perturbadas “Yo Julia” es un excelente ejemplar de la literatura histórica.

yo julia

Argumento de “Yo Julia”

“Yo Julia” en definitiva es especial y extraordinaria, promete una cautivadora lectura sobre la vida de su protagonista Julia Domna, una hermosa y joven mujer que mediante sus influencias ayuda a su esposo el Gobernador Septimio Severo a alcanzar el trono como Emperador. Un puesto deseado y peleado por varios, luego de la muerte de Cómodo, un líder que había perdido la cordura y a causa de un sueño que consideraba premonición, pretendía hacer arder a Roma.

La narrativa está enriquecida con hechos violentos, intrigas y diálogos entre los personajes que expresan las ansias del poder y toda una red de mentiras tejida a espaldas de muchos. Posteguillo muestra ese lado cruel y hasta inhumano que se mueve bajo un único interés: ser el emperador de Roma.

yo julia

“Yo Julia” Trilogía

El autor Santiago Posteguillo tiene acostumbrado a su público lector a las trilogías y eso es lo mismo que se espera para esta historia. “Yo Julia” es el primer libro de la saga, que es continuada por la segunda parte titulada “Y Julia retó a los Dioses”, no podemos esperar a que se publique una tercera parte con más detalles sobre la vida de esta influyente mujer de la historia.

Mientras tanto podemos deleitarnos con esta reseña sobre “Yo Julia”, una obra que recompone la Antigua Roma a través de una vasta investigación, agregando episodios que están relacionados con la historia verdadera, períodos del pasado que muchos desconocen.

Como dato curioso al final de esta novela se encontrará un glosario que permite entender los diferentes términos que aparecen en sus párrafos. Además de una interesante nota histórica donde se aclaran los sucesos que llevaron al asesinato del Emperador Cómodo, por qué y cómo se dan las sucesiones del poder.

Si abordamos la investigación de estos acontecimientos podemos encontrar que son reales y forman parte del pasado del hombre, con un pequeño detalle: se centra sobre la astucia y juegos estratégicos creados por la mujer del gobernador Septimio Severo para que su amado alcance el disputado trono, enfrentándose a cinco enemigos, que no deben ser subestimados.

yo julia

Resumen

La novela “Yo Julia” se divide en cinco partes, relatadas desde la perspectiva de uno de los personajes de la obra, el doctor de los gobernadores y sus familias. Su versión es contada en honor y admiración a Julia Domna, el personaje principal de esta interesante historia, llevándonos al año 191 d. C., en la antigua ciudad de Roma, se inicia hablando detalladamente de cada uno de los personajes y su entorno.

El origen de Julia Domna

Julia Domna nace en el año 160 d.C. en Emesa, un pequeño poblado de Siria; ella tiene descendencia árabe y rasgos mulatos, de hecho su segundo nombre Domna: significa negro. Ella es la menor de dos hijas del Sumo Sacerdote del Dios Baal: Cayo Julio Bassiano.

Su hermana mayor es Julia Mesa, casada con Cayo Julio Avito Alexiano, tenían dos hijas: Julia Soemias y Julia Mamea. Dos mujeres que más adelante traerían al mundo a los emperadores Heliogábalo y Alejandro Severo, reinaron entre los años 218 – 222 y 222 – 235 respectivamente.

Los predecesores de Julia Domna eran los Sacerdotes del templo El-Gabal, una familia rica de cuna, con un pasado destacado en el parlamento de la Roma más antigua. Fue heredera de un vasto patrimonio cedido por Julio Agripa, su tío paterno, el cual le tenía mucho aprecio por su carácter fuerte, además de haber estudiado mucha filosofía, enriqueciendo su mente con sabiduría y decisiones propias.

yo julia

Un matrimonio marcado por el amor

El personaje central de “Yo Julia” contrae matrimonio en el año 180 d.C., con el General Romano Septimio Severo, una unión que realmente fue marcada por el amor que se sentían. Severo apreciaba mucho a Julia Domna, le escuchaba y consideró más de una vez sus opiniones relacionadas con la política de esa época.

Septimio Severo era un hombre de carácter apacible pero con decisiones enérgicas, de origen libio, se sentía bendecido por tener a su lado una mujer con el temple y la fortaleza que le transmitía Julia, quien le correspondió con amor sincero, dándole dos hijos varones: Caracalla Lucio y Geta Publio, nacidos en 188 y 189 respectivamente.

Un intento por huir

Enseguida en la historia, se relata un momento donde Domna busca huir de la ciudad con su esposo e hijos, a causa de las acciones dementes del Emperador Cómodo, un rey que vivía a diario el placer de ver las luchas sangrientas en la arena. Pero la fuga fracasa y se ven obligados a regresar, un hecho que despierta en Domna el deseo de venganza hacia el Emperador y todos los que le rodean.

El Emperador Cómodo se entera de que Domna junto a su esposo e hijos querían irse de Roma, la considera traidora y una fuerte influencia sobre Severo, por lo que planifica un agasajos e intenta asesinarla, acto que fracasó pero lo dejó en evidencia ante Domna, aumentando su ira y motivándola a tomar acciones.

Conociendo el hecho de que varios hombres estaban deseosos por tomar el imperio, Domna empieza a planificar algo más ambicioso, sacando provecho de una circunstancia que obliga a los gobernadores y soldados leales al trono a tomar una acción a espaldas del Emperador Cómodo.

El asesinato de Cómodo

El Doctor Galeno cuenta en la novela “Yo Julia” que el Emperador Cómodo llegó a un punto crónico de su demencia donde quería prender en llamas a Roma, pues había tenido un sueño y en él su pueblo se sentía en júbilo al ver a la ciudad arder. Pero este fue un acto sin juicio y lógica que apresuró las cosas entre sus hombres.

En el año 192 el Emperador Cómodo es asesinado sin haber dejado heredero, entonces los gobernadores debían tomar una decisión. La Guardia Pretoriana nombra al más antiguo entre ellos: El Senador Pertinax, pero no dura mucho, pues resultó incompetente al momento de atender las demandas económicas de la Guardia, es traicionado y quedó fuera del camino tras su asesinato.

Sucesores

Entonces llega al trono el Senador Didio Juliano, a quien no le agrada mucho la idea pero debe aceptar por deber y compromiso, tomando acciones en su reinado que no estaban ajustadas a las verdaderas necesidades de un pueblo, se llega a conspirar en su contra y termina asesinado por Severo, Gobernador de Panonia Superior para ese momento.

En todos estos momentos Domna tuvo una gran influencia, desde la planificación de la muerte de Cómodo hasta la posesión de su esposo, gracias a su astucia, elegancia y poder de la palabra, llegaba a dejar en la mente de los que ella consideraba piezas claves para recuperar el trono, esas sutiles pero infalibles suposiciones que le ayudarían a quitar a todos del camino.

Septimio y Domna

En el año 193 luego de homicidio de Didio Juliano, el trono es proclamado por Septimio Severo y junto a él su leal y amada esposa Julia Domna. Se mantiene al mando hasta el año 194 d.C., cediendo el lugar a su hijo Caracalla para poder centrarse en Clodio Albino, un emperador británico que buscaba el poder y el trono de Roma.

Severus logra asesinar a este ambicioso emperador en una sangrienta batalla, al igual que a Pescenio Níger, otro rival que elimina en la batalla de Issos, originada por el propio Níger, en su búsqueda por el Trono de Roma.

El narrador describe de manera muy clara en la obra “Yo Julia” las sangrientas contiendas, destacando que Domna siempre estuvo al lado de su esposo, ayudando a los soldados al atender sus heridas dentro de los campamentos, era considerada por ellos como una madre sobreprotectora por ser leales e incondicionales ante Severo.

En su honor

Domna fue realmente valorada y respetada durante todas estas batallas y los reinados, dejando en esta parte de la historia una huella tangible, la cual se puede apreciar en las monedas de esa época, cuyo símbolo es la representación de Domna bajo el título de “Julia Augusta”, nombre otorgado una vez que derrotó a todos aquellos que pelaban por el poder y el Trono de Roma.

También participó en proyectos arquitectónicos tales como la restauración del Aedes Vestae, el Templo de Vesta construido por el pueblo, una destacada edificación antigua que termina por ser destruida en un voraz incendio en el año 192 por órdenes de Cómodo. Dejando una huella física en la historia, tras sus inscripciones y las evidencias del mandato de Septimio Severo.

Un conflicto entre hermanos

Tras las batallas ganadas Severo regresa a Roma, considerando que no existen más enemigos, deja que su hijo Caracalla continúe en el poder y se va a la ciudad de Eboracum, la actual York de Inglaterra, para descansar y continuar su vida al lado de Domna, su amada, fiel y tenaz esposa. Pronto Severo enferma y comprende que sus días están contados, por lo que decide dejar como voluntad que sus dos hijos sean los que sigan en el trono de Roma.

Pero hubo un detalle que nunca pudo reparar: sus únicos dos hijos varones Caracalla y Geta no se llevaban bien, aunque Domna intentó mediar en varias oportunidades, esto no trajo resultados favorables. En el año 211 d.C. Severo muere, provocando la liberación de una disputa por el poder oculta entre los hermanos.

Caracalla se aprovecha de su posición y antes de que su hermano actúe lo manda a asesinar con los soldados, proclamándose único sucesor a través de un decreto conocido como: Damnatio Memoriae, un documento que lo acredita como el único heredero, borrando de la historia a su hermano Geta.

El Dolor de Julia Domna

Este asesinato vil y despiadado entre hermanos, doblega en dolor a Domna, al enterarse que uno de sus hijos muere bajo deslealtad de su propia sangre; una parte de la historia “Yo Julia” que es dramatizada con palabras que afloran el sentimiento más sublime. En el 212 d.C., Domna consumida por dolor toma la vergonzosa decisión de suicidarse.

Aunque en realidad los historiadores y el propio autor consideran que fue una salida desesperada por una mente quebrantada, al enterarse por medio del Doctor Galeno, que en uno de sus senos tenía un objeto extraño que estaba consumiendo su cuerpo por dentro, una enfermedad que se conoce hoy en día como cáncer.

Una restauración obligada

Tal y como mencionamos antes, Domna era muy apreciada y valorada, no solo por su pueblo sino también por su familia. Motivo suficiente para que en los últimos capítulos de “Yo Julia” apareciera su hermana Julia Mesa, restaurando la Dinastía de Severo mediante su nieto Heliogábalo, un sucesor al trono desde el año 218 hasta el 235, justo antes del inicio de la crisis del siglo III: un período lleno de guerras civiles territoriales que duraron casi 50 años.

En honor a su hermana Julia Domna, su cadáver es trasladado a Roma efectuando un sepulcro en el Sepulcrum C. et L. Caesaris, una cámara secreta que se encontraba cerca del Mausoleo de Augusto. No obstante dura poco tiempo allí, por causa del propio conflicto en donde todas las fosas de emperadores y consortes eran saqueados, ordenando extraer sus restos y los de su hijo Geta, para llevarlos al Mausoleo de Adriano.

El Legado

El autor Posteguillo deja claro en la historia de “Yo Julia” recibió una fuerte influencia del escritor Filóstrato de Atenas, en sus trabajos sobre la Vida de Apolonio de Tiana, una obra que era redactada bajo su propia biografía y la influencia que ella tenía sobre quienes la rodeaban.

Julia Domna muere mucho antes de que Filóstrato terminara un ensayo que ya era de ocho volúmenes. Un material especialmente rico por la cultura que ella representó para la época, influyendo notablemente con sus peinados, los cuales fueron copiados por la emperatriz Salonina, consorte de Galieno, y la reina Zenobia de Palmira.

Asimismo se hace entender que Domna fue la mujer que introdujo el uso de las pelucas en Roma, estableciendo lo que se conoce como la moda asiria: un estilo de peluca muy adornada con detalles exagerados y de larga cabellera.

A través de una vida llena de grandeza, sabiduría, poder y gentileza Domna dejó un legado oculto en aquellas mujeres que buscaron alzar la voz y dar a mostrar sus cualidades. La novela “Yo Julia” es la viva expresión del poder femenino que pudo llegar a ser minimizado en el pasado por los que escribieron la historia.

Anímese a adquirir esta fascinante obra y dejarse llevar por sus páginas llenas de pasión e historia, descubriendo acontecimientos y detalles sobre la vida de aquella época que quizá no conocía.

Santiago Posteguillo

Este autor nació en 1967 en la ciudad de Valencia, en España. Siendo muy joven viajó a los Estados Unidos para estudiar Literatura Creativa y luego a Reino Unido para cursar Análisis del Discurso y Traducción, conocimientos que le han sentado muy bien pues actualmente es un destacado profesor de Lengua y Literatura en la Universidad Jaume I de Castellón de España.

Sin embargo su novela “Yo Julia” no ha sido su única creación, entre sus obras igualmente destacadas podemos reseñar las siguientes:

  • Entre 2006 y 2009 publicó Africanus y Aníbal
  • Entre 2011 y 2016 dio a conocer Marco Ulpio Trajano
  • Entre 2012 y 2017 lanzó tres volúmenes sobre La Historia de la Literatura

Todas son trilogías, con tres partes centradas en una misma temática y relacionadas con personajes que han tenido un protagonismo en nuestra historia más remota. De hecho ha recibido a través de esta obras varios premios, sobre los cuales podemos destacar:

  • Premio de las Letras de la Comunidad Valenciana
  • Premio Internacional de Novela Histórica de Barcelona
  • Proclamado como escritor del año por la Generalitat Valenciana

Su vida no ha estado plena en la redacción de sus ensayos, también trabaja para la Universidad de Valencia y ofrece seminarios sobre la ficción histórica para varias universidades del continente europeo y Latinoamérica.

Para Posteguillo “Yo Julia” es por los momentos su última creación, logrando desempolvar la vida y memoria de quien es considerada por los historiadores como una de las emperatrices más poderosas e influyentes de la antigua Roma.

Premio Planeta 2018

Santiago Posteguillo a través de su novela “Yo Julia” gana en el 2018 el Premio Planeta: galardón otorgado a las mejores obras literarias. Ante 600 escritores esta fascinante obra histórica queda entre varias finalistas, con más de 642 ejemplares, sin duda alguna su autor vuelve a destacarse por su gran dominio del género histórico, a través de información bien documentada.

En sus entrevistas Posteguillo expresa que en cierto momento de su vida se dio cuenta y analizó la importancia que han tenido algunas mujeres en el pasado, como luchadoras y filósofas que se centraron en un objetivo, quienes con paciencia y perseverancia lograron alcanzar sus metas.

Luego de investigar se percata de la existencia Julia, la esposa de un Gobernador Romano cuyo pasado por alguna razón ha estado en reposo, por lo que decide documentarse bien sobre ella y llenar esos espacios con algo de ficción. Entregando a los lectores una fascinante novela llena de avaricia, corrupción, guerra, complot y manipulaciones. Una serie de eventos donde el personaje principal de “Yo Julia” se destaca siempre.

Finalmente y para complementar la información contenida en esta reseña le invitamos a ver el siguiente video con percepciones muy particulares acerca de la obra.

Si le ha gustado el contenido de este artículo, puede ingresar a los siguientes enlaces y disfrutar otras reseñas de obras literarias: