≡ Menu

La Chica de al lado: Sinopsis, Reseña, Película y más

Invada sus sentidos con la novela titulada “La Chica de al lado”, una obra de terror y tensión escrita por Jack Ketchum, donde se revela la trágica experiencia de una joven secuestrada por una mente trastornada, un suceso que marcó la vida de esa comunidad, al estar basada en hechos reales.

la chica de al lado

Sinopsis

“La chica de al lado” o como su nombre en inglés lo indica: The girl next door, es una novela basada en hechos de la vida misma. Narrada y detallada por un autor que describe los hechos de secuestro, tortura, violación y asesinato cometido hacía de Sylvia Likens. Antes de avanzar en el desarrollo de esta historia, advertimos a nuestros lectores que contiene hechos violentos que pueden resultar perturbadores, de modo que no se aconseja su lectura a menores de edad ni personas sensibles.

Una joven que por circunstancias del destino cae en manos de Gertrude Baniszewski, una mujer malvada, que ha influenciado a sus hijos y otros jóvenes del lugar para realizar y ejecutar los actos más repulsivos de la mente humana.

Una obra literaria que le atrapará desde el inicio de sus páginas, revelando ese lado vil que tienen las personas con una mente enferma, su grado de manipulación ante quienes estén a su alrededor y lo que son capaces de hacer para cumplir sus planes. Ocultándose tras una fachada de terror y tensión, el autor Ketchum entrega ese lado hostil que muchos saben que existe pero temen enfrentar que pueda ser real.

la chica de al lado

Reseña

Publicada en 1989 “La chica de al lado” nos remonta a los años 50, a mitad del verano, cuando un grupo de niños inquietos juega en el río cercano a sus casas. Una expresión de inocencia se respira en las primeras palabras del narrador: David, un chico de 13 años que también se divierte junto a ellos, viendo televisión y tomando Coca Cola. Viviendo a plenitud esos momentos felices de todo adolescente, hasta que de pronto aparece Meg, una bella chica que rápidamente se integra a ellos, conociéndoles y compartiendo con su hermana Susan. Ambas acaban de llegar a vivir con su tía y unos primos.

Este nuevo miembro en su entorno les cambiará la vida para siempre, iniciando por esa atracción inocente de la edad, que pronto se ve rodeada de sucesos anormales. Ketchum cuenta en “La Chica de al lado” cómo se va desarrollando la mente desequilibrada de la tía de las jovencitas, quien sin justificación alguna, empieza a ofender psicológicamente a Meg, pasando pronto al maltrato físico, al punto de encerrarla en el sótano de la casa, donde llevó a cabo un sinfín de actos de tortura.

No solo son crueles sus acciones, se llega a un punto en que será incomprensible entender por qué los hijos de esta mujer adulta formaron parte de estas torturas, e incluso se integraron amigos de la localidad. Antes de darse cuenta el lector, David está involucrado en estos hechos, y narra a través de las letras del autor su experiencia, con apenas 13 años. Su mente está muy confundida, ya que en el fondo sabe que no están haciendo nada bueno, pero teme por su vida si les acusa.

Resumen de “La Chica de al lado”

Ketchum empieza la novela “La Chica de al lado” trasladándonos a un remoto poblado de Nueva Jersey, donde David, convertido en un hombre que ha alcanzado la madurez en edad, relata detalles acerca de los hechos que ocurrieron en el año 1958. Este lugar donde pasó la mayor parte de su infancia, para muchos podría ser el paraíso perfecto y la época dorada, pero para David no fue así.

En su mente prevalece ese instante cuando todos compartían a la orilla del río con los amigos del vecindario, sus edades estaban entre los 10 y 14 años, sus mundos giraban entorno a los programas de televisión, las bicicletas y las tardes de baño junto a una buena toma de Coca Cola. David tendría doce años apenas y entre todos se destacaban dos amigos inseparables, estos eran los hermanos Chandler, ellos vivían justo en la casa de al lado con su mamá Ruth, una mujer que siempre estaba amargada, se decía que era porque su marido la había abandonado.

Una tarde se diferencia entre todas, aparecen los hermanos Chandler con dos jovencitas: Meg y su hermana menor Susan. Unas primas que quedaron huérfanas muy pronto, luego del fallecimiento de sus padres en un fatal accidente de tránsito, circunstancias de la vida que las obliga a quedar bajo la tutela de Ruth, su tía. Una situación que les agrió aún más los días, ya que además de tener que luchar como madre soltera con dos chicos, ahora tendría la responsabilidad de dos jóvenes más.

la chica de al lado

Encuentros malignos

A medida que iban pasando los días de sus vacaciones de verano, Meg y Susan comienzan a interactuar cada vez más con todos, incluyendo a David. La curiosidad de los chicos por conocer la anatomía del cuerpo femenino se incrementa, ya no piensan en esas revistas que buscaban a escondidas, su deseo de saber más allá. Los muchachos jugaban entre ellos, y algunas chicas del pueblo que se prestaban.

Dentro de la novela “La Chica de al lado” el autor muestra un lado no tan juguetón de los jóvenes, quienes convencían a las niñas de su edad para atarlas a los árboles, infringiendo sobre ellas pequeños castigos, amenazándolas con exponer su desnudes si no confesaban. Una etapa que es vista por algunos críticos como el inicio de esa parte perversa que se debió controlar, cosa que nunca sucedió.

Una mala influencia

David estaba pasando por una etapa dura, sus padres estaban en proceso de divorcio, en casa no cesaban las peleas y los gritos. Esto dio pie a que estuviera día y noche detrás de sus amigos, y como si fuera poco, recibe una muy mala influencia por parte de Ruth, la progenitora de los hermanos Chandler: Woofer y Eddie.

Ruth los deja hacer lo que quieran en casa, les permitía fumar y beber cerveza. En esta parte de la obra “La Chica de al lado”, Ketchum ofrece una franca justificación del poder que puede llegar a ejercer un adulto sobre los jóvenes. Ruth una mujer con la mente afectada y desequilibrada, influye en ellos de manera negativa, dándoles libertad de hacer lo que quisieran, evitando la parte responsable de educar y enseñar algunos valores.

Evidentemente se está ante una dama que se desarrolla en un mundo donde nada tiene orden, ni mucho menos control, un comportamiento que mostraría pronto su lado más vil, transformándola en un verdadero monstruo. Dejando una huella en la vida de David, sus hijos y todos los habitantes del solitario pueblo.

El idilio

Mientras seguían interactuando Meg y David, entre ellos iba creciendo un sentimiento noble. En varios párrafos de “La Chica de al lado” se describen detalladamente escenas muy bonitas, que los ubican a ambos sentados conversando a la orilla del río durante el ocaso o en la feria comiendo azúcar mientras jugaban tiro al blanco para ganar un obsequio.

El perfecto amor de verano soñado por todo adolescente de la época, marcado por encuentros que durarán muy poco, tras las situaciones que en pocos días volcarían la vida de todos en una encrucijada. Un triste y lamentable suceso que pudo haberse evitado, por quienes veían y callaban o más grave aún, quienes temían hablar.

Señales

Dentro de la trama “La Chica de al lado” ciertamente hallaremos varios eventos, mas es necesario acotar que todo su contenido está basado en hechos de la vida real, es decir cada una de los personajes y sus acciones existieron en realidad. Por lo tanto, Ketchum describe un escenario provisto de señales características de unos jóvenes con una mente alterada, esta es la parte donde se habla de los hermanos Chandler.

A Woofer le encantaba alimentarse de hormigas y gusanos, mientras que Eddie jugaba con las culebras, tomándolas por la boca. Por otra parte Ruth, ya no es agradable y servicial con Meg y Susan, les ofendía con frecuencia y las trataba agresivamente. Estas partes del texto son necesarias para que el lector comience a prepararse para lo que viene, observar desde su propia perspectiva cómo se va desarrollando un comportamiento psicópata.

David se ve cada vez más involucrado en todos los actos que realiza esta familia, desde las esquinas solo le queda guardar silencio, pues teme por su propia seguridad. No les tiene respeto, sino tiene miedo, agregando en su haber un sentido de culpa y condenándose por permitir que pasaran las cosas.

Conforme avanzan los acontecimientos que abarca “La Chica de al lado” el lector desarrolla una fuerte angustia y hasta empatía hacia Meg y su hermana, las dos chicas que se volverían víctimas directas de una locura en ascenso protagonizada por Ruth, quien destaca entre todos como la más agresiva, mostrando desde sus comienzos un comportamiento atípico, cuando se describe su manera extraña de caminar y mirar a las personas.

Inicia la pesadilla

A medida que se avanza en la historia, se va cerrando literalmente el círculo lleno de agresiones y maltratos hacia Meg y Susan. David relata que una tarde llega a casa de los Chandler y los hermanos estaban sobre Meg haciéndole cosquillas y manoseando sus senos, ella se los quita de encima de forma violenta y corre a la habitación.

Susan se queda entre ellos, les empuja y grita exigiendo respeto; momento justo cuando entra Ruth, abalanzándose sobre ella y golpeándola. Un incidente que trajo a Meg de regreso a la sala donde estaban todos para enfrentarlos, resultando agredida y ofendida por la madre sinvergüenza y protectora de los hermanos Chandler, al mismo tiempo que le arrancó de su pecho un collar que le había regalado su madre hace algún tiempo, le arrastra por el suelo y la lleva al sótano.

Abajo le ató las manos y la colgó de una viga y bajo lo que ella denominó un “juego osado” le arrancó la ropa y le exigió que confesara. Decide dejarla toda la noche colgada y se retira. Esa misma noche los hermanos Chandler y David bajan para darle de comer y beber agua, intentan chantajearla y ofrecen su libertad a cambio de que se dejara tocar. Colgada, atada de manos, con los ojos vendados y llorando ante el momento angustiante ella grita y ellos corren de nuevo arriba para evitar que Ruth despierte.

El Secuestro

Pero no todos suben, David se queda abajo y le dice que no grite, le promete que la liberará en el bosque sin pedir nada a cambio, y le afloja las cuerdas. Con la poca ropa que logra recoger Meg sale huyendo y pide ayuda al primer policía que ve en el camino. Es cuando en la novela “La Chica de al lado” aparece el oficial Jennings, quien la lleva de nuevo a la casa y después de conversar con Ruth se da cuenta de que es solo una adolescente rebelde. Al menos eso es lo que ella le hace creer.

Una vez que el oficial Jennings se retira, Ruth se enfurece de nuevo y se la lleva hasta al sótano, más agresiva y violenta que nunca, la golpea, la ata de nuevo, la desnuda y la quema con un cigarro. Le obligaba a soportar estas torturas, amenazando la vida de su hermana menor Susan. Toda la violencia es descrita de forma muy detallada en el libro, dejando en evidencia ese lado inhumano de Ruth.

Las Torturas

Woofer se aprovecha de la debilidad de Meg y abusa de ella, su madre lo sabe pero no le importa. Eddie se siente excitado y busca hacer lo mismo, pero Ruth no se lo permite. Considera un incesto que ambos se relacionen de esta forma con la misma chica.

Ruth estaba realmente fuera de sí, en su mente desvariaba con todo lo que pasaba, entonces decide marcar a Meg con una aguja caliente, escribiendo palabras obsenas sobre su vientre. Y como si esto fuera poco, buscó un soplete y le mutiló los genitales, es acá donde David ya no soporta más y busca salir para pedir ayuda, pero los hermanos Chandler no lo dejan, lo someten en el sótano y lo atan también.

Pasa la noche y Ruth junto a sus hijos suben a dormir para descansar después de haber hecho todos aquellos actos de tortura sádica. Comienza a amanecer y Susan logra escabullirse para bajar al sótano; allí suelta a su hermana, quien cae luchando con sus últimos alientos, sangrando, quemada y cortada. David despierta y ve la peor escena: Meg muriendo en los brazos de Susan, quien lloraba y le reclamaba que no hubiera huido para salvarse, pensando en volver por ella.

El desenlace

David logra desatarse y utiliza una medida desesperada, incendia el sótano de la casa buscando obtener atención de los vecinos y las autoridades. Al percatarse del fuego, Ruth baja apresuradamente y David la sorprende con un fuerte golpe en la cabeza, lo suficientemente fuerte para matarla al instante, Woofer se le va encima y empiezan a pelear, mientras Eddie entra en crisis y queda a los pies de su madre llorando.

El humo cumple el objetivo y llegan varias comisiones de la policía, entre ellos el oficial Jennings, arrestando a Woofer y a Eddie, luego revisa el cuerpo de Ruth, sin vida después de haber recibido el golpe osado de David. La ambulancia aparece rápidamente con el intento de salvar la vida de Meg, aunque ya es tarde, su cuerpo sucumbe ante la gravedad de sus heridas.

Pero antes ve por última vez a David, empuñando en su mano el collar que le había arrebatado Ruth, a lo que ella  le dice en medio de su agonía: tus acciones son las que realmente cuentan. Una frase que sigue rebotando en la memoria de David, llenándolo de culpa por haber callado desde el principio.

Críticas a la obra

El autor de “La Chica de al lado” en varios de sus párrafos deja una posición clara sobre el desorden mental que presenta la familia Chandler, y su influencia sobre un joven que estaba luchando con sus propios problemas en casa. Dejándose llevar cada vez más por una serie de sucesos que lo involucran directamente, quedando señalado por algunos como cómplice y por otros como una víctima más.

Cualquiera que sea la postura que se adopte, requiere conocer los hechos y este libro nos narra un evento que sucedió, como un llamado a la reflexión para estar más atentos a lo que nos rodea, ya que en cualquier instante, podremos tener de frente a personas que están realmente desequilibradas, sin mostrar su verdadera personalidad. A propósito de esto, muchos críticos desaprueban su publicación, algunos por respeto a las víctimas y otros por considerar que este tipo de criminales no se merecen ser destacados.

Película “La Chica de al lado”

En el año 2007 la novela “La Chica de al lado” da un salto a la gran pantalla, pero con ciertas modificaciones, como ocurre con la mayoría de la obras literarias, que sufren alteraciones por parte los productores para adaptarlas al medio cinematográfico. Esta película estuvo bajo la dirección de Gregory M. Wilson y la producción de William M. Miller y Andrew Van Den Houten.

La fatídica historia se da a conocer con el nombre de An American Crime, con una duración de 91 minutos, gracias a los estudios de Modernciné y Modern Girl Productions, que compraron los derechos de autor de este libro.

Esta película alcanzó efectos contradictorios en el público, con un 67% de agrado en el portal web de críticos como Rotten Tomatoes. Caso contrario con el impacto obtenido en el sitio de Metacritic donde solo al 29% le gustó el film; mientras que para el famoso escritor Stephen King esta obra es vista como impactante.

Aún así nos parece apropiado advertir a nuestros lectores que se trata de una película con alto contenido de violencia, no apto para público sensible o menores de edad, ya que una historia como esta puede afectar considerablemente la mente humana.

Autor

Jack Ketchum fue el afamado escritor de “La Chica de al lado”, cuyo nombre verdadero era Dallas William Mayr. Nacido el 10 de noviembre de 1946 en la ciudad de Nueva Jersey, fallece el 24 de enero de 2018, luego de perder la batalla contra un cáncer. Durante toda su vida estuvo dedicado como guionista y escritor de obras de terror. Quienes le conocían afirman que durante su niñez y adolescencia era un poco reservado y tímido ante los demás. Amante de los paseos por el bosque, devoto lector de textos y cómics.

En 1964 se gradúa en la escuela de Livingston y llega a consolidar una estrecha amistad con el autor Robert Bloch, el creador de Psicosis, volviéndose su tutor. Como dato curioso, podemos acotar que Ketchum antes de publicar su primera obra trabajó como actor, maestro y vendedor de madera e incluso, fue el representante literario de Henry Miller, el autor de la novela Trópico de Cáncer.

La repercusión de sus trabajos ha alcanzado el punto de ser elogiado por guionistas literarios como Stephen King. En 1980 edita su primer ensayo: Off Season, dando así un inicio a varios textos repletos de cortas historias. Muchos de sus trabajos son basados en hechos reales, tal es el caso del terror expuesto en este artículo: “La Chica de al lado”, sujeta a la verdadera experiencia vivida por Sylvia Likens en el año 1989, víctima de secuestro, cautiverio, torturas y demás actos salvajes creados por una mente distorsionada y atormentada en territorio norteamericano.

Premios otorgados

Para muchos, el contenido de sus escritos debía ser sancionado y de hecho fue condenado por la revista Village Voice, bajo los fundamentos de usar pornografía violenta como contenido. Sin embargo, para otros su calidad literaria era excepcional, lo suficiente como para recibir varios premios, entre ellos:

  • Premio Bram Stoker al mejor relato corto en 1994 por The Box.
  • Premio Bram Stoker al mejor relato corto en 2000 por Gone.
  • Premio Bram Stoker a la mejor novela en 2003 por Closing Time.
  • Premio Bram Stoker como mejor antología en 2003 por Peaceable Kinkgdom.
  • Premio World Horror Convention Great Master en 2011, por su aporte en el género del terror tras la publicación de Dreams: A celebration of Halloween

Obras

Tal como se ha leído en el apartado anterior, muchos de sus escritos están vinculados con el terror y el suspenso, un género que le sentaba muy bien a este escritor, pues sus palabras y detalles explícitos de violencia y angustia sin lugar a duda lo llevaron a considerarse como algo especial. La novela “La Chica de al lado” forma parte de su gran repertorio, destacándose de igual manera las siguientes:

  • Off season versión en 1980.
  • Hide And Seek en 1984.
  • Cover en 1987.
  • She wakes en 1989.
  • Offspring en 1991.
  • Joyride en 1994.
  • Stranglehold en 1995.
  • Red en 1995.
  • Ladies night en 1997.
  • The Exit At Toledo Blade Boulevard o Peaceable Kingdom en 1998.
  • Father and Son en 1999.
  • The lost en 2001.
  • Station Two en 2001.
  • Peaceable Kingdom en 2002.
  • Sleep desorder en 2003.
  • Honor system en 2002.
  • The Crossings en 2004.
  • Weed Species en 2006.
  • Closing time and other stories en 2007.
  • The western dead en 2008.
  • Cover en 2009.

Adaptaciones

Gracias a las cualidades de sus novelas, muchas de estas fueron llevadas a la gran pantalla con ciertas adaptaciones; pero apoyadas en el contenido de sus libros:

  • The Lost aparece en el cine en el 2005 bajo la producción del director Chris Sivertson.
  • La Chica de al lado es reproducida cinematográficamente en 2005 por el director Gregory Wilson.
  • Red fue producida en el 2008 por Trygve Allister Diesen y Lucky McKee.
  • The Offspring por el director Andrew Van Den Houten, en 2009.
  • Offspring: The woman sale en 2010 por Lucky McKee.

Esperando que haya disfrutado del resumen y exposición de los detalles puntuales de esta obra, le dejaremos un breve video sobre la novela “La Chica de al lado”.

De igual manera ofrecemos otros artículos interesantes sobre obras literarias, a los cuales podrá acceder haciendo clic sobre cualquiera de ellos: