≡ Menu

“Finales que merecen una historia”, relatos increíbles

En el conmovedor libro Finales que merecen una historia el autor aborda diversos temas de interés para todos en este mundo actual. Mediante historias breves el escritor llama a la reflexión y a actuar en consecuencia. Te invitamos a conocer esas historias en este post con su mensaje aleccionador. Además encontrarás la sinopsis y el resumen de la trama, algunas frases y reflexiones impactantes de los relatos.

Finales que merecen una historia

Sinopsis de Finales que merecen una historia

Finales que merecen una historia nos presenta, en cortos relatos, historias inolvidables con enseñanzas con las que nos sentimos plenamente identificados, pues son historias de la vida.

Las experiencias que nos toca vivir en el transcurrir de nuestra existencia nos dejan valiosas enseñanzas que hay que saber descubrir, apreciar y aplicar.

Estos cortos relatos están hechos para emocionar el ser, aflorar sentimientos de alegría o dolor y hacernos meditar sobre ello.

Las historias de Finales que merecen una historia pueden alegrarnos el día al mostrarnos de manera muy sucinta un sentimiento escondido en nuestro interior, exaltándolo y convirtiéndolo en una especie de medicina para el alma.

El autor nos señala que Finales que merecen una historia son “mensajes terapéuticos” que nos brinda y que remueven emociones, que se han “atascado” en el ser a causa de la rutina.

A través de sus páginas cargadas de experiencias sensitivas, distintas pero concatenadas, los relatos acompañan al lector en su lectura.

Finales que merecen una historia

¿Cuándo fue publicado Finales que merecen una historia ?

El libro Finales que merecen una historia fue publicado el 18 de octubre de 2018, siendo clasificado en el género de autoayuda.

Resumen de Finales que merecen una historia

Finales que merecen una historia es una colección de veinte cuentos independientes entre sí sobre historias originales, que ofrecen un punto de vista diferente de las relaciones humanas y sociales.

El libro nos presenta lo que el autor llama “Relatos para soñar despierto y sanar el alma dormida”, en cuentos pequeños de tres a ocho páginas, que son versátiles y ágiles, fáciles de leer, muy pasionales, llenos de energía, de vida y muy sinceros. Te interesará también la obra Mentira, te impactará.

En cada uno de ellos el autor deja una enseñanza de vida y esperanza, como una huella en el corazón, pues se tratan temas necesarios, plasmados con delicadeza. Temas tales como Alzheimer, suicidio o cáncer. Te recomendamos la lectura de El retrato de una dama, una novela de época muy interesante.

Albert Espinosa entrega en cada uno de estos cuentos energía de la buena, con historias que enamoran por su forma de expresarse, por el sentimiento compartido y la sensación de vida que traspasa el papel, aparte de la gran moraleja al final.

Algunos de estos microrrelatos llevan al lector a la tristeza y a llanto, pero otros invitan a la risa, al gozo y a la esperanza. Son emociones encontradas que emanan de su lectura.

Todo ello es producto de las vivencias de este escritor, lo que le permite transmitir ese sentimiento de esperanza en un mundo tan controvertido y gris como el que tenemos hoy en día.

Finales que merecen una historia

Los personajes pertenecen a la historia del autor y cuentan, en parte, pasajes de su propia vida y nos sumergen en su universo personal.

Son lo que él llamó en su obra anterior, “El mundo amarillo”, “personas amarillas”. Estas son aquellos seres que se nos cruzan en la vida, que sin ni siquiera conocernos, de alguna forma nos dejan una huella indeleble, para siempre.

Gracias a esas personas amarillas él pudo comprender que “toda pérdida es a su vez una ganancia” y pudo gestionar su ira y aceptar la situación y aprender de esas personas que pasaron por su misma habitación de hospital, dándole lecciones que hoy le son vitales.

De ahí surgió la noción de “amarillo”. ¿Y por qué amarillo?, pues porque este es el color que se ha reconocido como el color que tiene la calidez. Es también el color del sol, de la vida y así percibió y percibe a las personas amarillas, llenas de luz, calor y vida.

Para Espinosa estos cuentos son casi como películas, razón por la cual en cada uno se incluye un bello e increíble póster sobre cómo podría ser el cartel de dicha película.

Estos pósters como característica particular, se encuentran al inicio de cada relato introduciendo la historia, coloreados en tonos mayormente pastel.

Enseñanzas de la novela

Las enseñanzas que nos dejan los Finales que merecen una historia hacen ver la vida desde otra perspectiva y, muy probablemente, podría curar heridas escondidas, que se creían superadas. En fin son una lección de vida.

Lo cierto es que desde el mismo prólogo de la novela hay un aprendizaje que nos toca y nos hace pensar. Allí el escritor hace una introducción en cuanto a lo que fue su vida de adolescente, lo cual lo impulsó a escribir estas historias y lo llevó a decir a su entorno cercano y al mundo entero también, que: “No te rindas jamás”.

Finales que merecen una historia aportan siempre una valiosa lección de una manera muy sutil y ayudan y apoyan a ver la vida de forma más auténtica, compartiendo ataques de risa, secretos misteriosos, momentos de relax entre cervezas, letras de canciones, en una palabra, sueños.

Finales que merecen una historia

Ellas nos tocan de tal forma que después de interactuar con ellas, pareciera que la vida sigue igual, pero en realidad algo en nuestro interior ha cambiado, porque sin querer nos hacen reflejar fortalezas, pero también miedos y flaquezas.

A través de las tramas de los relatos esas personas llevan de la mano del lector, haciéndolos percibir sus mismas sensaciones, de manera que se sienta cuidado y querido en cada página.

De todos los relatos de Finales que merecen una historia bien vale la pena resaltar “Si no entramos todos no entra nadie”, cuya protagonista, es un personaje imperfecto, pero real, que nos plantea situaciones que nos pueden suceder.

También se debe señalar el cuento “El lenguaje secreto de los niños”, en el que su protagonista, que al principio pareciera estar totalmente perdido, cuando comprende su significado, genera en el lector una agradable sensación de total bienestar.

Igualmente, hemos de resaltar “El rugido del león”, el cual se percibe como el relato más personal para el escritor, en virtud de que habla allí en el hospital personas que compartieron con él su estadía luchando juntos contra el cáncer.

Los microrrelatos de Finales que merecen una historia se leen de una vez, no solo porque son breves, sino también porque las historias son muy fáciles de leer, con una lenguaje algo formal, con pocos coloquialismos, brindando un carácter sobrio y sereno a la novela. Además, porque la letra es muy grande.

Precisamente por esas características, Finales que merecen una historia dejan el gusto de querer más.

A pesar de la brevedad, entre algunos de los relatos existe una conexión, que vincula los hechos narrados entre sí y transmiten una energía especial.

Un aspecto a resaltar de esta novela es la crítica social que se nos hace como seres humanos por la forma como nos presenta la realidad de aquellas personas enfermas, o que tienen una lesión o discapacidad o que también están solas padeciendo por la incomprensión o con muchas carencias.

Nosotros no nos damos cuenta de la parte emocional que ello conlleva para los enfermos, o simplemente preferimos obviar y no darnos por enterados.

El autor hace un muy buen planteamiento de este aspecto, haciéndonos reflexionar sobre el rol que tenemos como sociedad y si estamos aportando para ayudar a los demás, al menos con nuestro apoyo emocional.

En definitiva, los microrrelatos nos remueven la conciencia, dejando su huella de una u otra forma, aun cuando no todos se perciben de la misma manera, ya que algunas historias conmueven más.

Frases y reflexiones de Finales que merecen una historia 

En este libro Espinosa se desborda en frases dignas de ser subrayadas, por los tópicos que toca que nos conducen al interiorismo.

Cuenta, además, con una particularidad interesante y bien lograda por el autor y es que, también al inicio de cada capítulo, se presentan frases del autor y algunas referidas a la dama de 94 años que le acompañó por un tiempo, relativas a la historia que se va a narrar y que, de alguna manera, reflejan el sentimiento que define el relato en cuestión.

Asimismo, tiene frases de algún famoso pensador que opinó sobre la misma temática del relato.

Veamos algunas de dichas frases, indicando el relato del libro donde aparecen.

Quédate conmigo

“Quién no alimenta sus sueños envejece pronto.”

“Creo que no existen dos palabras más bellas en este mundo que Quédate conmigo.”

Finales que merecen una historia

Puñaladas por sonrisas

“Si te hizo feliz, no cuenta como error.”

Todo el mundo tiene su patio

“Supongo que no queremos nombrar las cosas que nos dan más miedo.”

Si no entramos todos, no entra nadie

“Todos tienen minusvalías, pero parece que sólo cuentan las sillas.”

Las alas del canguro

“… soy más feliz que nunca porque, cuando dejas de aspirar, comienzas a respirar.”

El lenguaje secreto de los niños

“Cuando un hombre no sabe hacia dónde navega, ningún viento le es favorable.”

“Al fin y al cabo, la angustia es la consciencia de la posibilidad.”

Lo que perdimos en el fuego renacerá en las cenizas.

“La amistad es un alma que habita en dos cuerpos, un corazón que habita en dos almas.”

Chicos qué soñamos batallas

“No puedo cambiar la dirección del viento, pero si ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino.”

“El cáncer: un mayúsculo recuerdo de la valentía que cientos de miles de personas demostraron”.

Finales que merecen una historia

Las sombras amigas

“No busques culpables, sino remedios.”

“La vida pasa deprisa, aunque estés solo.”

El rugido del león

“No cambian las cosas, cambiamos nosotros.”

Prólogo

Desde el mismo prólogo el autor nos sorprende con su sabiduría vivencial con frases que nos encaminan a la reflexión, como:

“Y es que el secreto de este mundo es amar.”

“Todos nosotros tendremos un final que debemos conseguir que esté a la altura de nuestra historia.”

“Porque nadie, al irse, está triste; todos sonríen, porque descubren su verdad.”

“La vida es aprender a perder lo que ganaste.”

La dama de 94 años

Asimismo, es realmente importante resaltar algunos fragmentos para meditar e internalizar que le legó al autor la dama de 94 años.

Espinosa la conoció en un momento muy especial de su vida, pues le marcó por su impresionante sabiduría y le confirió un profundo aprendizaje para la vida.

Para él ella le educó e incentivó a ser valiente en la vida. Ella le manifestó expresiones como:

  • “El mundo es el patio más grande que existe, disfrútalo.”
  • “Ama u odia, pero siente; es lo único que merece la pena en este mundo.”
  • “Si tú me dices ven, yo ya estoy esperándote.”
  • “No has de tener miedo a desanclar tus sentimientos de ti mismo.”
  • “Recuerda que, si aprendes a caerte, aprenderás a levantarte, y si aprendes a morir, aprenderás a vivir.”
  • “Pero recuerda que los mejores son los que tienen peor suerte en esta vida.”
  • “Si te hace daño, directamente a la papelera. No hay excusas.”

Albert Espinosa

Albert Espinosa es de formación académica ingeniero industrial, pero se ha desempeñado como guionista, dramaturgo, escritor, actor y director de cine español.

En este campo artístico Espinosa ha logrado tener un estilo muy marcado y muy definido en su esencia, el cual ha ido afianzando con el tiempo.

 

Finales que merecen una historia

En cada uno de sus libros el escritor de la novela Finales que merecen una historia hay tendencia al drama y eso es, por supuesto, debido a las experiencias nada agradables por las que debió pasar durante su adolescencia.

Es un escritor de un mundo particular, de una manera de entender la vida y de una filosofía propia.

De acuerdo con el autor de Finales que merecen una historia, todo lo que nos pasa en este mundo es energía positiva, energía vital que nos ayuda a ser mejores personas y a mejorar las relaciones personales y que debemos estar atentos a descubrirla, percibirla y transmitirla.

Biografía

Albert Espinosa i Puig nació en Barcelona, España el 5 de noviembre de 1973.

A los 14 años se le diagnosticó un cáncer y pasó los diez años siguientes entrando y saliendo de los hospitales, donde perdió una pierna, un pulmón y parte del hígado. Además se vio enfrentando con la triste realidad de contar con solo un 3% de posibilidades de sobrevivir.

En su libro de memorias, “El mundo amarillo”, el autor ofrece un relato de esa época en su lucha contra el cáncer.

A los 19 años inició sus estudios de ingeniería industrial, en la rama de Química en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Barcelona (ETSEIB) perteneciente a la Universidad Politécnica de Cataluña.

Allí formó parte del grupo de teatro de la ETSEIB, el cual a mediados de los noventa se llamaba  El Grupo de Teatro y fue en esa época cuando comenzó a escribir.

Escribió los guiones de las obras de teatro del grupo, en su gran mayoría inspiradas en las obras de Shakespeare o sustentadas en aspectos autobiográficos como la pieza “Los Pelones”, estrenada en julio de 1995.

Esta obra serviría de fundamento para lo que posteriormente sería su primer guión cinematográfico, “Planta 4º”. También creó obras con el entorno universitario, tal como “Un novato en la ETSEIB”.

A los 24 años, dejó el hospital, habiendo finalizado su formación como ingeniero industrial, sin embargo, Espinosa nunca ejerció su profesión. En esa época se dedicó a escribir guiones y a actuar en series de televisión.

Aun cuando terminó su formación académica, Espinosa se inclinó por la rama artística y ha sido actor de obras de teatro, director y guionista de varias novelas. También ha escrito y actuado en series de televisión.

Al terminar sus estudios fundó su compañía teatral conformada con sus compañeros de clase y del grupo de teatro, en la cual era director, escritor y actor.

Llamó a la compañía Los Pelones, en evidente alusión a ese grupo de pacientes de oncología infantil. Estos eran integrantes todos calvos debido a los tratamientos de quimioterapia, como lo fue él en sus años de estancia hospitalaria.

En 1998 realizó su primer guion remunerado, que se trató de un trabajo videográfico por el cual fue reconocido con el Premio Europeo de las Tecnologías de la Información.

Estando ya restablecido de su dolencia a los 24 años, en virtud de las pequeñas obras que realizara en sus años universitarios, consiguió trabajo como guionista de programas y concursos de televisión.

Específicamente trabajó para la productora catalana Gestmusic, trabajo que combinaba con su rol de autor teatral y actor de Los Pelones.

A pesar que su pasión era actuar, solo conseguía empleo como guionista de televisión. Por al motivo cuando comenzó su primer programa televisivo, que fue el infantil Club Super3, en la Televisión de Catalunya, el autor confiesa que se planteó como reto poder cambiar de trabajo cada seis meses para no quemarse.

Pocos años después el autor señaló que se le presentó la disyuntiva entre ejercer su otra vocación, que era la Ingeniería, o seguir su carrera como autor y actor.

No obstante, tal situación que quedó resuelta luego de trabajar en Xat TV  de los años 1999 y 2000. Este era un programa juvenil de variedades del canal La 2 que se transmitía en Cataluña y que hizo se sumergiera totalmente en el mundo del guion. ​

Es también columnista de El Periódico de Catalunya y, además, de “Planta 4º”, es creador de las películas “Va ser que nadie es perfecto”, “Tu vida en 65′” y “No me pidas que te bese porque te besaré”.

También fue guionista de la serie Pulseras rojas, producida para la televisión catalana, al comenzar operaciones en TV3 en 2011. Está fundamentada en su libro “El mundo amarillo”, dirigida por Pau Freixas, pero coproducida por ambos, quienes ya habían compartido este tipo de trabajo como guionista y director, respectivamente, con el film Héroes.

En su faceta de escritor, tuvo la oportunidad de publicar varios de sus trabajos a través de Penguin Random House Grupo Editorial; a saber:

  • El mundo amarillo, en 2008.
  • Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo, en 2010
  • Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven, en 2011.
  • Brújulas que buscan sonrisas perdidas, en 2013.
  • El mundo azul, en 2015.
  • Los secretos que jamás te contaron, de 2016.
  • Lo que te diré cuando te vuelva a ver, del año 2017.

La obra en general del autor de Finales que merecen una historia ha sido descrita como una combinación de lo fantástico, la ternura con el humor.

Las experiencias de Espinosa al crecer en un hospital han marcado su trabajo creativo: “Siempre digo que tengo que vivir mi vida igual que la de mis amigos que no vencieron el cáncer. Estoy viviendo 4,7 vidas”.

Otras obras

Albert Espinosa ha publicado nueve libros. En principio, destaca el libro de ficción autobiográfico “El mundo amarillo”, antes mencionado junto con los otros libros publicados por Penguin Random House.

Otras obras del autor son “Palabras póstumas”, obra de teatro de 1997, “4 bailes”, también para el teatro y estrenada en febrero de 2002, y “No me pidas que te bese, porque te besaré”, de enero de 2004.

En marzo de ese mismo dio a conocer su trabajo El club de les palles (El club de las pajas) y en diciembre de 2006 estrenó la pieza teatral “El gran secret”, coescrita con Joan Font.

Al año presentó “El petit secret”, que también escribió con Joan Font, siendo estrenada en enero de 2007. También es de mencionar la pieza “Els nostres tigres beuen llet”, de enero de 2013.

Asimismo, es propicio incluir la novela “Lo que te diré cuando te vuelva a ver”, de 2017, al igual que “Los secretos que jamás te contaron para vivir en este mundo y ser feliz cada día”, un libro de autoayuda y estilo de vida, del año 2016.

Sus libros más recientes son “Lo mejor de ir es volver”, de 2019, y “Si nos enseñaran a perder ganaríamos siempre”, novela de 2020.

La obra literaria de Espinosa ha llegado a más de 40 países con más de 2.500.000 ejemplares vendidos en todo el mundo.

Premios y reconocimientos

Albert Espinosa por su intensa y extraordinaria carrera ha recibido diversos galardones y reconocimientos a su impecable trabajo. Entre ellos están:

  • Premio Butaca al mejor texto teatral por la obra “Tu vida en 65′” en 2003.
  • Premio del Cine Vasco al mejor guion por “Planta 4º”, 2004.
  • Ninfa de Oro al mejor guion en el Festival de Televisión de Montecarlo por “Tempus fugit”, también en 2004.
  • Premio Teatre BCN por la obra “Idaho y Utah (nanas para nenes malitos9”, en 2006.
  • Premio Barcelona Cinema al mejor guion por “Tu vida en 65′”, en 2007.