≡ Menu

Los enamoramientos de Javier Marías: resumen, biografía

La novela Los Enamoramientos de Javier Marías es una exposición positiva de lo que se trata el estar enamorado, viendo incluso al amor como un factor de redención en algunas ocasiones. En el presente artículo nos dedicaremos a realizar un detallado recuento de toda esta novela, desde su sinopsis hasta la biografía de su escritor.

Los enamoramientos de Javier Marías

Sinopsis de Los enamoramientos de Javier Marías

”La última vez que vi a Miguel Desvern o Deverne fue también la última que lo vio su mujer, Luisa, lo cual no dejó de ser extraño y quizá injusto, ya que ella era eso, su mujer, y yo era en cambio una desconocida…”

De esta manera comienza la novela Los enamoramientos de Javier Marías, considerado como uno de los escritores más prometedores de la época contemporánea. María Dolz, es la protagonista y la narradora de esta historia, todo comienza cuando lee en el periódico la muerte de Miguel Desvern a causa de una apuñalada.

Al estar construida con una prosa inigualable y cautivadora, el texto invita al lector a hacer una reflexión sobre el enamoramiento, visto comúnmente como algo positivo e incluso redentor en algunas oportunidades, el mismo también parece ser justificador predilecto para cualquier evento, ya sean las acciones nobles y desinteresadas, o los mayores desmanes y ruindades.

Esta novela también aborda el tema de la impunidad y sobre la horrible fuerza de los hechos, sobre lo inconveniente que resultaría si los fallecidos pudieran regresar a la vida, por mucho que se llorara o fuera el deseo de volver a tenerlos entre nosotros. Asimismo, llega abordar la imposibilidad de saber nunca la verdad a ciencia cierta, ni siquiera la de nuestro pensamiento, oscilante y variable siempre.

Resumen

Para entender mejor la novela Los Enamoramientos, nos dedicaremos a realizar un resumen detallado de la misma. Este texto se encuentra dividido en cuatro partes o capítulos, poco a poco iremos exponiendo de manera detallada los acontecimientos de la historia en cada uno de los pasajes.

Primera parte

Como ya hemos mencionado anteriormente, la historia comienza con la frase ya expuesta al principio, en ella se pone en manifiesto el deseo de María Dolz de vincularse con Luisa y en la relación que ambas guardan, reconoce, acepta y define su papel como la segunda pieza, un rol que mantiene hasta el final de la novela.

La protagonista posee un rol de segundo plano como una voyeur que observa, analiza y saca conclusiones, no puede ocultar la admiración que tiene sobre la pareja que está en el café. La misma es definida como perfecta, y con esta expresión deja a relucir su anhelo en conseguir algo parecido, desea tener a su lado a un hombre que la haga sentir especial, que la mire con regocijo, que la ame y la haga reír. Mas allá de conseguir a alguien similar a Desvern para ella, lo que en realidad quiere ser es Luisa y despertar esos sentimiento en una persona.

Todo lo que se conoce de esta pareja es por medio de la mirada de la protagonista: la subjetividad tiñe su percepción y nos dota de un prospecto ideal a la realidad, gracias a los comentarios hechos por María el lector siente por la pareja lo mismo que su narradora. En esta primera parte la mujer ofrece la mejor definición de lo que debería ser la magia de toda relación de pareja:

Los enamoramientos de Javier Marías

”Sabía reír, lo hacía con fuerza pero con sinceridad y simpatía, nunca como si adulara ni en actitud aquiescente sino como s respondiera siempre a cosas que le hacían verdadera gracia y fueran muchas las que se la hicieran, un hombre generoso, dispuesto a percibir lo cómico de las situaciones y a aplaudir las bromas, por lo menos las verbales. Quizá era su mujer quien se la hacía, en conjunto, hay personas que nos hacen reír aunque no se lo propongan, lo logran sobre todo porque nos dan contento con su presencia y así nos basta para soltar la risa con muy poco, sólo con verlas y estar en su compañía y oírlas, aunque no estén diciendo nada del otro mundo o incluso empalmen tonterías y guasas deliberadamente, que sin embargo nos caen todas en gracia.”

En el momento en que María conoce al mejor amigo de Miguel, Javier esta queda sorprendida por el cariño que este aún le guarda a su viuda, teniéndole el mismo amor que le tuvo alguna vez en vida. También encuentra muy atractivo al personaje de Javier, sintiendo el deseo nuevamente de ser Luisa para conquistarlo. La protagonista ve este cariño tan genuino entre el amigo y su difunta mujer que se llega a cuestionar, si el mismo Miguel le habría pedido cuidar a Luisa en el caso que algo le pasara.

Esta intuición va seguido de una confirmación al percatarse de los sentimiento que posee Javier por Luisa, lo que coloca a María en el lugar de perdedora. ¿Qué posee Luisa que María no tenga para enamorar a los hombres? Al finalizar este primer capítulo la protagonista se ve al espejo y ve la imagen triunfadora de Luisa.

Segunda parte

En esta segunda parte de la novela Los Enamoramientos, María y Javier se convierten en amantes, a pesar de que ella conoce que él solo espera el momento ideal para tener una relación con Luisa. Ella al aceptar su rol como la segunda, justifica su postura con una aguda reflexión:

Los enamoramientos de Javier Marías

”Sé que no me ofendería ser un sustitutivo, porque en realidad lo es todo el mundo siempre, inicialmente: lo sería Díaz-Varela para Luisa, a falta de su marido muerto; lo sería para mí Leopoldo, al que aún no he descartado pese a gustarme sólo a medias -supongo que por si acaso- y con el que acababa de empezar a salir… quizá la propia Luisa lo fue para Deverne en su día… Sí, todos somos remedos de gente que casi nunca hemos conocido, gente que no se acercó o pasó de largo en la vida de quienes ahora queremos, o que sí se detuvo pero se cansó al cabo del tiempo y desapareció sin dejar rastro o sólo la polvareda de los pies que van huyendo, o que se les murió a esos que amamos causándoles mortal herida que casi siempre acaba cerrándose.”

Mientras que poco a poco María se convierte en el factor importante en la novela para que la trama se vaya desarrollando al ser la observadora de los hechos y narradora de los mismos, Javier se manifiesta de manera indirecta al hacerla partícipe de sus lecturas.

Una vez que se menciona la novela de Balzac, El Coronel Chabert, que lo obsesiona, revela su propio miedo a la aparición de su amigo muerto a quien intenta suplantar, para luego deducir que los actos cometidos por las personas normales son peores de las que se comenten durante la guerra.

Cuando se refiere a MacBeth, ”curiosamente” la elección del mismo tiene mucho que ver con el deseo desmedido y la traición, ya que el personaje de esta historia hace lo que sea (incluso matar) para conseguir su objetivo. Ambos textos seleccionados por el personaje nos muestran mucho más de él mismo que cualquier otra observación de María.

Los enamoramientos de Javier Marías

En la etapa final de este capítulo cuando Javier y María se ven al espejo para reconocerse, cada uno se ve en sus propias fantasías. María llega a pensar que la muerte de Luisa le convendría mucho a ella, así como la de Miguel a Javier. Dichos pensamientos afloran antes de escuchar la conversación de Ruibérriz con Javier, cuando aún no hay razones por las cuales caer en sospecha, es el inconsciente que la conduce por el terreno de la duda o la suposición.

Tercera parte

Desde el día en el que la protagonista escuchó la conversación entre Javier y Ruibérriz, todo cambió, desde ese punto se encuentra caminando en terreno movedizo. La intriga de saber si es verdad que su amante cometió un crimen cambiará la visión que le tiene, en un instante tiene a su lado una persona que le aterra pero que también le atrae y lo desea.

En un mismo sentido, se produce un conflicto moral: ”debo delatarlo para que pague por su acción y Luisa conozca la verdad y el fraude”. Ante todo este evento, el inconsciente de la protagonista le brinda calma al imaginar una fantasía que le produce una solución al dilema:

”-Ojalá Javier hubiera muerto-, me sorprendí pensando aquella tarde mientras daba un paso y otro y otro. «Ojalá se muriera ahora mismo y al llamar a su timbre no me abriera, caído en el suelo y para siempre inmóvil, sin nada que consultarme, imposible hablar con él. Si estuviera muerto se disiparían mis dudas y mis temores, no tendría que escuchar sus palabras ni plantearme cómo obrar. Tampoco podría caer en la tentación de besarlo ni acostarme con él, engañándome con la idea de que sería la última vez. Podría callarme eternamente sin preocuparme de Luisa, menos aún de la justicia, y olvidarme de Deverne, al fin y al cabo yo no llegué a conocerlo, sólo de vista durante años, de vista durante el desayuno. Si quien le quitó la vida la pierde y se convierte también en recuerdo y no hay criatura a la que acusar, las circunstancias importan menos y qué más da lo que pasó”.

Es en este punto cuando la trama de la novela se vuelve clara, un misterio policial en donde hay un crimen, dos culpables y un testigo involuntario. Para este final de la tercera parte María se ve al espejo y ve dos versiones de su amante: el Javier que mato a su amigo y el Javier que se acuesta con ella.

Cuarta parte

Luego de verse al verse, la protagonista termina aceptando que ambas versiones de Javier son posibles. A pesar de ello, se le dificulta seguir sabiendo lo que ha hecho, lo que ha oído trastoca todo y la separa de Javier.

Una vez que se separo de su amante, su vida careció de sentido al terminar casándose con otro hombre que no ama y seguir trabajando en la editorial, hasta que después de dos años se vuelven a encontrar. Para este momento todo vuelve a la escena en donde comenzó todo. María de nuevo en el papel de voyeur observando a una pareja feliz, Javier y Luisa, viéndolos actuar de la misma manera que eran Miguel y Luisa.

La rabia que la consume por saber lo que él ha hecho y que aún así la desplazara por Luisa la invita a revelarle todo, pero al notarla llena de jubilo se detiene y le permite seguir viviendo con lo que ella no fue capaz de encontrar: un gran amor.

El final de esta hermosa historia culmina con María viéndose una última vez en su espejo, pero ya no ve a mas nadie, ni a Javier, Miguel o Luisa, por fin se puede ver así misma como la mujer segura, honesta y gentil que terminó siendo.

María Dolz

La historia se presenta como un relato en primera persona por parte de María Dolz, quien decide contar un acontecimiento importante ocurrido en su vida. Es su propio discurso en el cual inclusivo le coloca su propia voz y tono a los diálogos que recuerda de las otras personas que forman parte de la historia.

Resulta imposible pensar que cada uno de los personajes que se encuentran entorno a esta historia tengan el mismo pensamiento, sin embargo, al estar contado por una misma protagonista, ella se apropia de cada aspecto de ellos y los vuelve suyos.

El único momento en el cual se podría decir que no ocurre esto es cuando María escucha la conversación de Javier. La misma parece más un recuerdo vivido de cada palabra dicha, sin verse en la necesidad de interpretar sus palabras.

María Dolz posee un solo papel, ser una contadora de cuentos que decide narrar su propia historia, sabiendo que toda la credibilidad cae en su propia mano al cuestionar los motivos por los cuales Javier mata a su mejor amigo.

Javier Marías

Ya habiendo conocido a detalle todo lo que ocurre en la novela Los Enamoramientos de Javier Marías, nos parece de suma importancia finalizar con un espacio para conocer un poco más sobre este escritor que es miembro de la Real Academia Española desde el año 2008. Por lo que a continuación, expondremos un poco acerca de su vida y las otras obras que ha realizado.

Biografía

Javier Marías es el cuarto hijo del filósofo miembro de la Real Academia Española Julián Marías y la escritora Dolores Franco Manera, y hermano del escritor e historiador Fernando Marías Franco, además de ser pariente del cineasta Jesús Franco y primo de Ricardo Franco.

Gran parte de su infancia fue en los Estados Unidos, debido a que su padre fue encarcelado y luego puesto en libertad por ser republicano, luego de esto no era aceptado que impartiera clases en la universidad española. De esta manera, durante los años 1948 y 1950 colaboró con José Ortega y Gasset en la creación del Instituto de Humanidades y desde 1951 su padre dio clases en universidades norteamericanas para años más tarde pertenecer a la Real Academia Española en 1964.

El escrito estuvo bajo una educación liberal por parte del Colegio Estudio, heredero de la Institución Libre de Enseñanza, fundado por Ángeles Gasset, Jimena Menéndez Pidal y Carmen García del Diestro.​ Obtuvo su licenciatura en Filosofía y Letras (rama de Filología inglesa) cuando cursó sus estudios superiores en la Universidad Complutense de Madrid.​

Luego de esto, al ser pariente de cineasta, juntos colaboró con varios escritos y guiones, inclusivo llegó a aparecer como un extra en algunos de sus largometrajes. Para inicio de los años 70′ ya tenía escrita su primera obra conocida como Los dominios del lobo. Mientras escribía su novela y esperaba su publicación conoció a Juan Benet,​ con el que entabló una sólida amistad y quien contribuyó a que la narración en sus novelas mejorara notablemente.

Otras obras

Luego de publicar su primera obra, en 1972 salió su segundo texto titulado Travesía del horizonte, y seis años más tarde sacó El monarca del tiempo. Para ese mismo momento salió la traducción de su novela La vida y opiniones del caballero Tristram Shandy, por la que recibió un premio. Para 1983 su cuarta novela se dio a conocer como El siglo.

El hombre sentimental se publicó en 1986 y tras dos años sale su obra Todas las almas, una novela en la cual narra la historia de un profesor universitario, posteriormente se interpretó que dicho personaje hacía alusión a su persona.

Ya en el año 1990 surge la primera de sus recopilaciones de historias breves conocida como: Mientras ellas duermen. Un año después, se conoció su primer artículo como periodista llamado Pasiones pasadas. En los años siguientes, sus obras fueron recopiladas por la presa en casi su mayoría.

Corazón tan blanco es una obra que también es comprendida como un ensayo, la misma se consolidó como la mezcla perfecta del Hibridismo Genérico, y supuso su consagración como escritor. Esta novela fue traducida en muchas lenguas debido al rápido alcance que tuvo, además de que la crítica lo alabó como uno de los mejores escritores.

Su siguiente novela, publicada en 1994, Mañana en la batalla piensa en mí, al igual que la anterior mencionada, fue bien recibida por sus lectores y recibió varios premios por parte de Europa y América, como el Rómulo Gallegos​ o el Fastenrath, de la Real Academia Española.

Ya casi llegando el año 2000 salió su libro Negra espalda del tiempo, una obra en la cual el autor une los caminos de la ficción y vida real producidos por la falsa interpretación de Todas las almas como un roman à clef. Asimismo, esta novela también se expone el real y ficticio Reino de Redonda, del que Marías se acababa de convertir en soberano, bajo el nombre de Xavier I, tras la abdicación de Jon Wynne-Tyson.

​A manera de juego, el autor aceptó este título como objeto de defender el legado literario del Reino, realizó una corta que estaba conformada por diversos personajes de la cultura nacional e internacional y convocó un premio anual. Ya para el año 2000 nació su editorial Reino de Redonda.

En el año 2002 salió su novela más ambiciosa titulada Tu rostro mañana. A pesar de que es una lectura independiente, continua con algunas historias de personajes que aparecen en su libro Todas las almas. Dada a que esta obra es muy extensa, contando con más de 1500 páginas, el autor la dividió en 3 tomos (Fiebre y lanza, 2002, Baile y sueño, 2004 y Veneno y sombra y adiós, 2007).

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Una vida prestadaCara de pan de Sara Mesa