≡ Menu

La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joel Dicker

“La verdad sobre el caso Harry Quebert” de Joel Dicker es una intrigante novela de suspenso, que contiene todos los elementos policíacos necesarios para atrapar la atención del lector desde el inicio. En este incomparable relato, el autor nos presenta una interesante historia en tres tiempos diferentes, que juntos arman el rompecabezas de la trama que se centra en el asesinato de una chica de 15 años y la búsqueda del culpable de este abominable hecho.

la verdad sobre el caso Harry Quebert

Acerca del libro

La verdad sobre el caso Harry Quebert es una obra perteneciente al género de suspenso, escrita por el autor suizo Joel Decker, que trata sobre el misterio que rodea al crimen de una chica adolescente llamada Nola Kellergan. En esta novela se relatan los hechos de un oscuro pasado y detalles que han permanecido en secreto, los cuales originaron una serie de situaciones que inevitablemente terminaron en muerte.

El libro fue publicado en francés durante el mes de Septiembre de 2012, para luego ser editado en el idioma español en el mes de Junio del año 2013. También ha sido traducida a más de 33 idiomas alrededor del mundo, teniendo mucha demanda en todas sus ediciones.

La verdad sobre el caso Harry Quebert ha sido galardonada con el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y el Premio de Prix Goncourt Des Lycéens. En cuanto a los márgenes de ventas, la novela ha tenido una aceptación increíble por parte del público lector desde sus inicios, también ha logrado muy buenas críticas literarias, lo que ha contribuido a que Joel Dicker sea considerado un autor de renombre internacional.

Una de las características de la novela de Dicker es su referencia a las producciones cinematográficas de naturaleza criminal, es por ello que en la narración el autor utiliza mucho las descripciones del pasado, llevándonos en una viaje retrospectivo hacia conversaciones, acciones o intenciones que tuvieron lugar muchos años atrás y de los cuales ahora se obtienen sus consecuencias; justo como si se tratara de un guión.

Harry Quebert

La manera de escribir de Joel Dicker mantiene un desarrollo del argumento en una estructura clásica, pero con matices de novela policial moderna, con un enfoque original que une toda la trama y es que se trata de una novela sobre cómo escribir una novela, es decir, mientras nos adentramos en el oscuro misterio de quién es el asesino de Nola Kellergan, tenemos en paralelo la narración impecable de los consejos sobre la escritura de una buena obra literaria.

Resumen de “La verdad sobre el caso Harry Quebert”

La novela de suspenso de Joel Dicker titulada “La verdad sobre el caso Harry Quebert” es un ejemplo de una obra literaria completa, consistente y profunda, donde los giros argumentales nos dejan a la espera de más y nos impresionan las acciones llevadas por los personajes, ya que nada es lo que parece.

Este libro contiene un relato de intrigas cuyos personajes fueron delineado perfectamente, cada uno de ellos tiene una perspectiva muy personal y variada de los hechos, quizá porque cada quien guardó para sí mismo detalles que nadie más conoce y que cambian el escenario totalmente.

Para contar su fascinante historia, Joel Dicker va presentando información relevante de manera minuciosa, de a poco va corriendo el velo de lo sucedido con la chica asesinada. El autor comienza describiendo un final que luego recorreremos hacia atrás en el tiempo, de hecho los capítulos están numerados en forma descendente, como en un conteo previo a un desenlace inesperado.

Harry Quebert

La forma de relatar su historia es interesante, aunque utiliza toda una gama de recursos literarios y giros argumentales que llevan a saltos en el tiempo, la trama se hila perfectamente, compaginando los hechos para que al final todo cobre sentido y justificación.

En un despliegue de destreza en la escritura, el desarrollo de la historia se basa en hipótesis policiales, testimonios de personas que también tienen sus propias conjeturas sobre lo acontecido, notas que antes resultaban irrelevantes y ahora se les encuentra sentido, artículos periodísticos que influencian la mente del colectivo y narraciones diferentes que comparten detalles comunes, dichas muchas veces por personajes que recuerdan lo sucedido e incluyen otras versiones de lo que según ellos fue lo que pasó.

Por los complejos saltos en el tiempo que incluye la historia, en lugar de un resumen por capítulos nos parece apropiado presentar un resumen general de este magnífico libro, el cual está dividido en tres partes principales. Para descubrir quién mató a Nola Kellergan el autor nos propone trasladarnos al año 1975, cuando todo comenzó con la desaparición de una adolescente, en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hapshire.

Un secreto sale a la luz

Al querer develar el misterio sobre la muerte de la chica, nos topamos con una increíble historia policial, ya que después de casi treinta años de haber perdido el rastro de la joven, sorpresivamente el caso se reactiva, al encontrar el cuerpo de la chica enterrado en el jardín de un escritor consagrado.

Este escritor se llama Harry Quebert, y en su exitosa carrera ha sido profesor universitario y dedicado autor, quien en sus mejores años se forjó una buena reputación, que le valió para tener un pupilo que lo busca como guía en un momento complicado de su carrera.

La enfermedad del Escritor

Harry Quebert es el mentor de Marcus Goldman, un escritor en ascenso y el reciente autor de una novela exitosa que al poco tiempo se convierte en todo un suceso para la crítica literaria, pues sus ventas se disparan obteniendo una legión de seguidores que están ávidos de su próximo trabajo.

Pero existe un problema, Marcus pasa por una etapa donde está bloqueada la creatividad de su pluma, luego de su primera novela de éxito, siente que no es capaz de volver a escribir algo que logre a superar su obra anterior, se siente en blanco, abrumado, se preocupa pensando cómo escribir con originalidad, cómo sacar de su mente un libro que sea mejor que el anterior, es como si padeciera de la denominada ‘enfermedad del escritor’.

Poco a poco se fue apagando su llama arrogante y cínica, que todos lo consideraran un hombre exitoso con su primera novela lo había vuelto pretencioso.

Ahora está tan desesperado por lograr escribir un segundo libro que se deja de orgullos tontos y quiere salir del abismo donde se encuentra, se ha dado cuenta de la peor manera que ser escritor es un poco más complejo que solo enfocarse en las ventas, que no hay formulas ni pasos por seguir, solo atender al llamado de la inspiración.

En el año 2008, la inspiración casi extinta de Marcus trae como consecuencia un retraso en su trabajo como escritor, algo que a su agente y editor de la poderosa Editorial Schmid & Hanson, le motiva a presionarlo constantemente hasta llevarlo al límite.

La crisis existencial del joven Marcus, hace que se le ocurra una idea brillante; buscará a un viejo conocido, un profesor que le guió en su incursión en el mundo literario, un mentor que tal vez pueda darle algunos consejos para mantenerse a flote y avanzar.

Así que llega a Manhattan, en busca de su amigo Harry Quebert, quien en el año 1975 había escrito una famosa novela, llamada “Los orígenes del Mal”. En la mente del joven estaba fija la idea de que la cercanía con su antiguo mentor haría volver la inspiración, y podría cumplir con sus obligaciones con la editorial.

El encuentro con Harry

Ya en el ocaso de su vida, Harry Quebert llevaba una rutina apacible y monótona, que transcurría entre largas caminatas a las orillas del océano, escuchar opera, dar sus clases y al final del día ir a cenar y charlar con su amiga Jenny, a quien conocía desde hacía treinta años.

Al encontrarse los dos sostienen largas charlas, sentados en una mesa pequeña y disfrutando un café, Marcus escucha atento los consejos que le da Harry. En una de sus primeras conversaciones él le explica sus intenciones:

“Me gustaría enseñarle a escribir, Marcus, no para que sepa escribir, sino para convertirle en escritor. Porque escribir libros no es nada: todo el mundo sabe escribir, pero no todo el mundo es escritor.
-¿Y cómo sabe uno que es escritor, Harry?
-Nadie sabe que es escritor. Son los demás los que se lo dicen”.

La relación prohibida

Marcus Goldman se sentía más inspirado, poco a poco soltaba el lastre que no lo dejaba enfocarse en escribir, trata de entender y poner en práctica los consejos de su amigo y mentor, para volver a saborear de las mieles del éxito.

Un día Marcus se encontraba solo deambulando por la biblioteca de la casa donde estaba alojado durante su visita, aquella que Harry le había conseguido para que estuviera cómodo, esperaba a que su amigo regresara de impartir la clase que le correspondía para ese día.

Para mantenerse activo se puso a explorar y de pronto encontró una caja pequeña, de madera, vieja y misteriosa. Inmediatamente le llamó la atención y no pudo evitar abrirla, sin saber que esperar.

Harry Quebert

Impulsado por su creciente curiosidad, decidió ver el contenido de la caja: en ella tenía una nota, recortes de periódico y fotografías, donde se veía a un Harry mucho más joven, sonriente, disfrutando de tiempo libre con una chica hermosa, que se veía bastante menor que él. En el reverso de la foto hay una leyenda que dice “Nola y Yo”, finales de Julio de 1975.

En ese preciso momento llega Harry, quien al verlo con la fotografía en la mano, cambia el semblante y le dice cabizbajo “Yo la quería“. No le dice nada más.

Después de estar unos días más con Harry, Marcus finalmente vuelve a Nueva York, con la intención de volver a escribir, esta vez sin distracciones. Siente que tiene las herramientas necesarias para hacerlo, solo necesita determinación, constancia e inspiración, está motivado al cien por ciento.

Se encuentra el cuerpo

Cuando todos pensaban que las cosas comenzaban a estabilizarse como deberían, ocurre un hecho insólito. Marcus enciende la televisión y se entera de una noticia tan espeluznante como difícil de creer: Harry Quebert había sido detenido por la policía para averiguaciones, ya que unos jardineros encontraron restos humanos enterrados en su patio, que según la data de muerte y los antecedentes de la desaparición, presuntamente se trataría de la adolescente Nola Kellergan.

A pesar de que la noticia lo impacta, en cuanto se entera de lo sucedido corre en auxilio de su amigo, convencido que de alguna manera lo ayudaría, porque en ningún momento cree que su amigo es culpable de nada, y menos de homicidio.

En cuanto Marcus llega con su amigo, comienza su propia investigación y esto poco a poco le va dando la estructura a su próximo libro, el cual se va a tratar precisamente del caso de Harry Quebert, exponiendo la investigación que se hizo en 1975 y la que se está haciendo ahora, donde muchos secretos salen a la luz, dándole una perspectiva distinta a este crimen.

Marcus se incorpora de buen agrado a la investigación por algunos motivos puntuales, tales como pertenecer a un caso cubierto en un frenesí de medios de comunicación, el cual acapara totalmente la atención del público; la posibilidad de poder dar una respuesta a la interrogante de quien mató a Nola Kellerman y por supuesto limpiar la reputación de su amigo y sacarlo de la cárcel.

Marcus Goldman descubre que Harry Quebert tuvo una relación secreta con la adolescente desaparecida, un nexo hasta cierto punto prohibido, ya que él le doblaba la edad a la joven y ella ni siquiera llegaba a la mayoría de edad. Las cosas se complican con el hallazgo del cadáver de la muchacha justo en la casa de Quebert, lo cual despertaba muchas sospechas.

Develando el misterio

A partir de este punto de la historia, el autor escribe en una prosa narrativa que se mantiene hasta el final. En un primer tiempo hace referencias a lo que pasó en 1975, con los relatos de los vecinos y conocidos de la ciudad de Aurora sobre Nola y sobre el propio Harry; el segundo tiempo es cuando se describe la relación cercana, casi familiar de Quebert con Marcus, y el último tiempo es cuando se reabre el caso por el hallazgo de los restos.

A pesar de que todo parece estar condenando a Harry y que todos están convencidos de que es culpable, aún sin que la investigación haya terminado, en el fondo Marcus cree que su amigo es inocente, que tiene el deber de ayudarlo a demostrar su inocencia y por supuesto despertar en sí mismo la confianza para volver a escribir.

Para su fortuna, Marcus cuenta con la inesperada ayuda del teniente Galahowood, quien cuenta con una personalidad un tanto complicada, por ser sarcástico y perder la paciencia con facilidad, pero le dará el apoyo que Marcus necesita para resolver el misterio y responder las interrogantes.

La relación entre Marcus y Harry es importante y sincera, donde las enseñanzas del maestro las ha aprendido el discípulo y ahora le toca ponerlas en práctica. Estos consejos son tan poderosos que sirven para llevar coherencia e integrar todos los saltos de tiempo en los que el autor explica el relato.

Este hilo conductor se presenta al comienzo de cada capítulo, con los consejos y advertencias que pasan de maestro a alumno sobre lo que significa realmente ser escritor, lo que esto implica y lo maravilloso de usar las habilidades literarias para deleitar a otros con su pluma.

“La verdad sobre el caso Harry Quebert” puede ser considerada como una novela policial, pero es más que eso, ya que la trama detectivesca es solo el telón de fondo para regalar al lector una historia de amor diferente y cuestionable desde muchos puntos de vista, pero que al final se trata de un amor sincero, puro pero prohibido por los estándares sociales.

Debido a la diferencia de edad y al prejuicio existente en la mente de las personas que rodeaban a la pareja, lo que pudo haber sido una hermosa historia de romance terminó en una catástrofe, que se pudo haber evitado si los involucrados no se hubiesen dejado llevar por las circunstancias, y claro, también debe tomarse en cuenta la envidia y los sentimientos malsanos de personas que ocultan oscuros rencores en su corazón, bajo el velo de lo que debe ser.

De pronto las cosas comenzaron a salirse de control, y como suele suceder cuando las algunas personas no pueden lidiar con lo que les rodea, así se trate de las consecuencias de sus actos, deciden ocultar sus verdaderos sentimientos y continuar su vida como si nada pasara. Ese fue el caso de Quebert, quien se volvió un  solitario y melancólico escritor, a quien se le fue la vida esperando a su verdadero amor.

A Harry Quebert lo mantenía en pie la idea esperanzadora de volver a sentir su amor del pasado, porque si hay una verdad en él es que su amor fue sincero, real, tangible y la gran diferencia de edad nunca fue problema, ya que la madurez de las personas en algunos casos no se debe calcular por los años de vida, sino por las experiencias y acciones, allí es donde realmente se demuestra el nivel de sensatez.

Para finalizar nuestro resumen podemos decir que el libro de Joel Dicker  titulado “La verdad sobre el caso Harry Quebert” está muy bien escrito y ofrece una historia de intriga que atrapa, enganchando al lector con saltos en el tiempo que entrelazan el pasado con el presente, intercalando giros argumentales inesperados que sorprenden y cautivan en una historia diferente, entretenida y enigmática.

Personajes

En este libro, el peso del relato recae sobre los personajes principales, quienes no muestran su verdadera naturaleza al inicio de la historia, pero poco a poco van sacando su verdadera personalidad a la luz, como es el caso de Nola, Harry y el propio Marcus Goldman.

Tanto los principales como los secundarios tienen un motivo oculto para actuar en la manera en que lo hacen, algunos rodeados del misterio que invita a dudar si son tan buenos como  aparentan. Conozcamos sobre ellos, a continuación.

Principales

Los personajes de “La verdad sobre el caso Harry Quebert” están construidos perfectamente, incluso tienen sus peculiaridades y un trasfondo tanto emocional como intelectual que les da una personalidad definida, diferente y cautivante.

Marcus Goldman

Es un joven escritor que en su afán de  mantener la fama que ha obtenido con su primera novela, sigue las pistas y detalles que lo llevan a unir a todos los personajes de la historia, olvidando un poco la locura que vivió con cuando el éxito lo agarró por sorpresa, ahora se enfoca en comprender más acerca de su propia condición.

Aunque es de naturaleza arrogante y muchas veces se siente con superioridad intelectual ante las personas que le rodean, se ha dado cuenta por las malas que en muchos aspectos es un inexperto, y que hay cosas para las que es totalmente ignorante.

A medida que transcurre la historia, involucrarse en la investigación le va transformando y es ese cambio el que le permite a Marcus encontrar las señales que le llevan a resolver el misterio del crimen sucedido hace más de 30 años.

Harry Quebert

Un hombre serio y solitario, de profesión escritor y excéntrico en algunos aspectos. Vive una vida solitaria, se refugia en un pueblo tranquilo y tiene su lugar especial en la playa, una típica casa donde nadie le molesta y puede encontrar la inspiración en el silencio y en los hermosos paisajes que le permiten concentrarse y escribir.

Da clases en la universidad y como profesor es un profesional excelente, pero lo que más disfruta es su verdadera pasión por la escritura; con todos tiene un trato amable y una sonrisa complaciente, pero a medida que avanza la investigación se descubren rasgos de este hombre que nos dicen que no todo esto es verdad y que tiene un lado oscuro e incomprensible.

Nola Kellergan

Es una joven hermosa, precoz, sin inhibiciones, que vive su vida como quiere, con la libertad de escoger lo que quiere y cuando lo quiere, desde pequeña tuvo consciencia de sus actos, lo que a veces le han traído consecuencias terribles.

La mayoría tiene una opinión diferente de ella, para algunos es una preciosa niña con comportamientos cuestionables, para otros una adolescente demasiado madura para su edad, sus intenciones son poco claras a medida que se desenvuelve la historia.

Frases del libro

En este apartado hemos incluido las mejores frases de “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, para que nuestros lectores puedan escoger su favorita entre ellas:

  1. “El primer capítulo, Marcus, es esencial. Si a los lectores no les gusta, no leerán el resto del libro”.
  2. “El arrepentimiento es un concepto que no me gusta: significa que no asumimos lo que hemos sido”.
  3. “Todo mundo tiene demonios. La cuestión es simplemente saber hasta qué punto esos demonios son tolerables”.
  4. “Nadie sabe que es escritor. Son los demás los que se lo dicen”.
  5. “Nunca se sabe de qué es capaz la gente. Sobre todo aquellos que creemos conocer bien”.
  6. No sé si los escritores son solitarios o es la soledad la que empuja a escribir”.
  7. “Tenemos la vida que elegimos”.
  8. “No escriba más que ficción. El resto le traerá problemas”.
  9. “El amor era su mayor tesoro, pero estaban privados de él”.

Acerca del Autor

Joel Dicker es un escritor suizo, que nació el 16 de Junio de 1985, es hijo de una bibliotecaria y un profesor de francés. Desde pequeño tuvo interés en la lectura y en la escritura, la cual le salía de manera natural pues tiene un talento innato para dedicarse de lleno al arte de ser un autor.

Dicker saltó a la fama al ganar el Prix des Ecrivains Genevois, un premio donde se destacan las obras que no han sido publicadas todavía.

Con el éxito de su primera novela titulada “Los últimos días de nuestros padres” que fue publicada en Francia, por la Editorial Alfaguara, se convirtió definitivamente en un autor reconocido por la crítica internacional y preferido por el público lector. En esta oportunidad su obra se basa en la historia de una unidad de Inteligencia británica durante la Segunda Guerra mundial.

Realizó un excelente trabajo con su siguiente novela “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, la cual desde su publicación en el año 2012, fue todo un éxito a nivel internacional, ha sido galardonada con el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa.

Debido a la gran popularidad que obtuvo Dicker con esta novela, se realizó una serie de televisión basada en el argumento del libro. Esta versión de la novela cuenta con 10 episodios y tiene el mismo titulo del libro, del que se han vendido más de dos millones de copias en todo el mundo.

Como parte de los actores que integran la serie, se destaca Patrick Dempsey en el papel de Harry Quebert, quien realizó una extraordinario interpretación como el icono literario acusado de asesinato.

En otro papel protagónico destaca Ben Schnetzer, quien da vida al joven y exitoso escritor en el personaje de Marcus Goldman, quien ayudará a develar el misterio de lo sucedido con la joven Kellergan. La serie fue dirigida por el francés Jean Jacques Annuaud, quien hace un magnífico trabajo llevando a la pantalla chica la novela de Dicker.

Si deseas conocer más sobre otras obras contemporáneas de la literatura, puedes visitar los siguientes enlaces: